Los clubes de la Premier League inglesa ya han invertido 562 millones de euros en fichajes, una cifra que podría permitirles superar 1,000 millones de euros en su cierre, según un análisis de la empresa auditora Deloitte.

Impulsado por el aumento de los ingresos del flamante contrato sellado sobre los derechos de televisión, que sobrepasa 6,000 millones de euros, los 20 equipos de la primera división han salido en busca de nuevas incorporaciones.

La actual suma se encuentra ligeramente por debajo de 610 millones de euros desembolsados durante el mismo periodo del 2015, que alcanzó al final la cuantía de 1,030 millones; sin embargo, el flamante fichaje del alemán Leroy Sane por el Manchester City, confirmado por una cantidad de 50 millones, no está incluido en el análisis elaborado por Deloitte.

Asimismo, el gasto podría incrementarse significativamente si el Manchester United finaliza la incorporación del francés de la Juventus Paul Pogba, por más de 120 millones de euros.

Además, el Chelsea ayudaría a mejorar esa estadística con el posible fichaje del delantero belga del Everton, Romelu Lukaku, por una suma de 77 millones de euros.

La perspectiva del aumento de ingresos por el nuevo contrato con las televisiones para la próxima temporada ha animado a los clubes de la Premier League a invertir , declaró a la cadena BBC el analista de Deloitte Alex Thorpe.

Según los cálculos de Deloitte, los equipos ingleses podrían generar la próxima temporada 5,100 millones de euros de ingresos.

Sané firmó por cinco temporadas con el City

El delantero alemán, ex jugador del Schalke 04, Leroy Sané, se comprometió para los próximos cinco años con el Manchester City, anunció el conjunto minero de la Bundesliga.

Dimos luz verde para el traspaso , escribió el Schalke en un comunicado. Si se confirma esa cantidad, se trataría de un traspaso récord para un jugador alemán, una cifra que resulta aun más espectacular habida cuenta de que el joven delantero de 20 años sólo cuenta con 47 partidos en la élite. Sané había sido convocado por el seleccionador alemán Joachim Löw para la Eurocopa de Francia, pero sólo disputó 11 minutos en la derrota ante Francia en semifinales.

El récord de un traspaso de un jugador alemán lo ostenta Mesut Özil, por el que el Arsenal desembolsó 44 millones de euros en el 2013 cuando era futbolista del Real Madrid. Özil, al igual que Sané, se formó en la cantera del Schalke.