“Somos una empresa que apoya con más de 400,000 dólares en producto. Contamos con un laboratorio de 50 millones de dólares para sacar prendas de la mejor calidad. Tenemos una tecnología empatada para cada competencia. No somos una empresa improvisada, somos una patente de 1,500 millones de dólares”, comentó en entrevista para El Economista Juan Jardel, director general de Li-Ning México, sobre su patrocinio con el Comité Olímpico Mexicano (COM).

En el debut de la marca China con la delegación mexicana en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, surgieron quejas de atletas como Cristiano Grajales, Rodrigo González, Kenia Lechuga y Elías Emigdio, que protestaron por la falta de calidad en los uniformes, principalmente por las tallas. Esto ocurrió porque la marca llevaba poco tiempo en el desarrollo de prendas.

“En los Centroamericanos no lo hicimos bien, y hasta ahorita en Panamericanos ya agarramos ese hilo. La organización de vestir a tantas delegaciones es un tema complejo”, expresó Jardel.

El contrato que mantienen con el COM termina en el 2021, aunque la intención de la marca es renovarlo por tres años más. A diferencia de los Juegos Centroamericanos, en esta ocasión la preparación de Li-Ning para los Juegos de Lima constó de ocho meses de trabajo en conjunto con el COM.

El año pasado, María José Alcalá, exjefa de Misión de Lima 2019, viajó a China para transmitir la idea y visión del COM respecto a las vestimentas.

Con esa información, el equipo de diseño de la marca realizó los uniformes que utilizan los atletas mexicanos en la competencia continental.

El patrocinio consta de vestir 11 disciplinas mexicanas: gimnasia, clavados, tiro, basquetbol, futbol, hockey, golf, tenis, bádminton, handball y tenis de mesa en los Juegos Panamericanos 2019.

La elección de las disciplinas se basó en la especialización de actividades de las que  tienen conocimiento sobre cómo desarrollar.

“Hubo deportes que dijimos: ‘Mejor no le entro yo’. Hay temas muy especializados, por ejemplo ecuestre. Cedimos todo a Ariat, que es la mejor marca del mundo en ese deporte. Pero en clavados los chinos han ganado con nuestros trajes medallas de oro durante años. En ese tipo de disciplinas con las que ya hemos trabajado, estoy seguro de mi desarrollo”.

Una de sus principales estrategias de posicionamiento es la credibilidad hacia los deportistas de alto rendimiento, desarrollo de crecimiento que implementaron en China, principalmente por llevar el nombre de su fundador, un exgimnasta ganador de seis medallas olímpicas. Además de encontrar un producto que signifique una representación que engloba a todo el país.

“Patrocinar al COM es una acción que nos posiciona a nivel república, porque todos le vamos a México. En cambio, a un equipo de futbol muchas veces el jersey sólo tiene sentido en la región a la que pertenece ese equipo”.

El club Puebla de la Liga MX fue la incursión de la marca China en el futbol mexicano, con un patrocinio que no duro más de seis meses, por “detalles en los que no lograron ponerse de acuerdo”, según palabras de Juan Jardel. Por lo que ahora prefieren “escoger sus batallas”.

La marca buscará desarrollo en deportes como el basquetbol, en el que cuentan con equipos como Fuerza Regia y Capitanes, al ser un tipo de prenda con la que tienen mayor experiencia y consideran que es un deporte que en México “tiene un potencial enorme, pero que las marcas no han sabido comercializar”.

Sobre el futbol, tienen planeado volver, principalmente porque involucra facturar mucho, pero también representa un gasto importante.

Li-Ning

•Marca con sede en Beijing, fundada en 1990 por el atleta olímpico Li-Ning.

•Cotiza en la Bolsa y durante el 2018 facturó 1,539 millones de dólares.

•Al 31 de diciembre del año pasado distribuía sus productos en 6,344 puntos de venta en China.

•Opera en Asia, Europa, América y Oceanía.

•Li-Ning llegó a México en el 2018, y actualmente cuenta con 18 tiendas, la meta de la marca es aumentar a 30 en el 2025, con la intención de que sea el principal líder en Latinoamérica y que forme parte del top tres de países de la marca a nivel mundial.

•Una de las principales diferencias que marcan su identidad es el diseño de sus productos. Por ello, tienen relación con las principales fashion weeks del mundo, como New York y Londres.

[email protected]