La justicia francesa imputó nuevos cargos por corrupción contra el ex presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el senegalés Lamine Diack, en el marco del escándalo del dopaje en el ?atletismo ruso, informó a la AFP una fuente próxima al caso.

Diack, al que la justicia francesa acusa de haber tapado casos de dopaje, especialmente de atletas rusos, a cambio de dinero, le incrimina ahora haber realizado varios pagos en metálico por un total de 140,000 euros a Gabriel Dollé, el médico encargado de la lucha antidopaje en el seno de la IAAF hasta finales del 2014.

Responsables de la IAAF conspiraron para retrasar la revelación de los nombres de deportistas rusos que habían dado positivo por dopaje antes del Mundial de Atletismo de 2013 en Moscú, reveló la BBC.

En un reportaje publicado en la web de la BBC se asegura que el exsecretario general de la IAAF Nick Davies envió un mail con un plan para mantener ocultos los nombres de los atletas rusos dopados hasta la conclusión del campeonato mundial.

Por su parte Diack, de 82 años, niega haber hecho entrega de ese dinero al doctor, según la misma fuente. Dollé y un consejero jurídico de Diack, Habib Cissé, también fueron imputados. Solicitados por la AFP, los abogados de Diack se negaron a responder por estos hechos.

El pasado 9 de noviembre, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) publicó un informe en el que se acusó a Rusia de haber puesto en práctica un sistema de dopaje organizado en el atletismo.

Diack explicó a los jueces, cuando fue detenido a principios de noviembre, que Rusia le había entregado, a través del entonces presidente de la Federación Rusa de Atletismo, Valentin Balakhnichev, también tesorero de la IAAF, una contribución de 1.5 millones de euros.