El de Atlas no es un problema reciente. El tema del descenso preocupa en el club rojinegro porque desde el 2007 a la fecha se han equivocado dentro y fuera de la cancha, careciendo de paciencia con 11 entrenadores que desfilaron por el banquillo en 10 temporadas y hasta de dinero, desestabilizando al plantel en repetidas ocasiones por falta de pago de salarios.

Por si todo esto no fuera suficiente, la directiva de Zorros ha errado también con sus refuerzos extranjeros, registrando ya 20 incorporaciones en los últimos cinco años.

Tres temporadas en el sótano

El club de Guadalajara no la ha pasado bien desde hace mucho tiempo. Y es que tomando en cuenta los últimos 10 torneos, Atlas sólo ha alcanzado a sumar 37% de los puntos que ha disputado. De 510 unidades que estuvieron en juego, los rojinegros alcanzaron apenas 193, llegaron a una sola Liguilla en el lejano Clausura 2007, cuando Rubén Omar Romano devolvió la ilusión a los fanáticos.

Los atlistas han entregado penas,quedando en el último sitio de la tabla en el Apertura 2007, 2009 y 2011, situación que los tiene en crisis.

Los distintos cambios en el banquillo

El conjunto tapatío ha probado con todas las fórmulas posibles. De igual forma optaron por Ricardo la Volpe, último técnico que los llevó a una final, que miraron a un estratega joven, iniciando su carrera, pero que fue un ícono del club, como Darío Franco.

De los que vinieron del extranjero aparecen los argentinos Carlos Ischia y Miguel Ángel Brindisi, mientras que el último intento lo están haciendo con un hombre que llegó de triunfar con una Selección juvenil, como lo es Juan Carlos Chávez, quien llevó a la Sub 20 al tercer lugar en el Mundial de Colombia.

Por si eso no fuera suficiente, también se tienen que mencionar los problemas económicos, que han llevado al plantel a despojarse de sus playeras, ocultando las marcas que patrocinan al club en forma de protesta, y por supuesto, bajando su rendimiento a la hora de saltar a la cancha.

[email protected]