Manuel Lapuente regresa a Coapa. El entrenador que viviera su mejor etapa al frente del Necaxa en la década de los 90, y que se consagró campeón dirigiendo al América en el 2002, justo a manos de los hidrorayos, será presentado ésta mañana en las instalaciones del club que hasta hace unas semanas dirigía Jesús Ramírez.

Tras fracasar con Ramón Ángel Díaz y Jesús Ramírez, la directiva de Michel Bauer miró hacia un hombre de experiencia mundialista, pero sobre todo, que ya sabe cómo manejar la presión en un club de la exigencia del América.

Y es que Manolo ya ocupó el banquillo azulcrema del 2001 al 2003 y después de manera momentánea en el 2006, entregando un campeonato en su primera etapa, para después, en su segunda, ocupar funciones de pantalón largo.

La última experiencia de Lapuente fue con los Tigres, club en el que al igual que muchos de sus colegas, salió por la puerta de atrás.

Pero el futbol siempre da revanchas y Manuel tiene hoy la suya, al estar al ocupar el que quizás sea el banquillo más caliente del futbol mexicano, en lo que seguramente podría ser la última gran oportunidad de su carrera.