Un futbolista que desciende de categoría pierde de entrada un valor en su carta de medio millón de dólares.

De acuerdo con datos obtenidos por El Economista de las cartas de los futbolistas que han descendido en los últimos dos años (jugadores de Indios y Necaxa) éste es el precio promedio que disminuye en el valor del mercado, por lo que la plantilla de Estudiantes Tecos se devaluará exactamente 9.8 millones de dólares.

En cifras consultadas por este diario por diferentes agencias de jugadores, los miembros de la plantilla de Tecos, que consumó su descenso el pasado sábado tras la victoria de Atlas 1-0 ante Monterrey, ahora deberán reducirle medio millón de dólares a su carta, aunque en algunos casos la cifra puede llegar hasta 1 millón de dólares menos.

De 26.6 mdd a 16.8 mdd

Ahora la plantilla de Estudiantes Tecos vale 26.6 millones de dólares, según detalla Transfermarkt, pero tras el descenso se devaluará a 16.8 millones.

Aquí algunos ejemplos de cómo se devalúan los futbolistas por perder la categoría.

Tenemos el caso del brasileño Everaldo Barbosa, quien tenía, antes de que Necaxa jugara en la Liga de Ascenso, un valor en el mercado de 915,000 dólares; tras perder la categoría su precio de ficha es 588,000 dólares, según información de la agencia de jugadores Soccertrust.

El mismo caso ocurrió con el portero de Rayos, Iván Vázquez, quien tras el descenso su ficha pasó de 980,000 dólares a 750,000. Otro ejemplo fue Daniel Frías, el jugador de los extintos Indios tuvo un valor de 2 millones de dólares y tras el descenso el futbolista redujo la cotización de su carta en 1.1 millones, según detalla la agencia EVEDE Management.

Así que Estudiantes Tecos, sólo considerando a la plantilla de sus futbolistas, sufrirá una devaluación de 37 por ciento esto por el tobogán que los descendió.

ivan.perez@eleconomista.mx