Alfonso Blanco abraza el balón dorado que minutos antes le entregaron y lo confirma como el mejor portero de la Liga de Campeones de Concacaf. Hace mucho tiempo que el jugador de los Tuzos no disfrutaba tanto una victoria, y no era por el título de campeón, esta vez, cuando el árbitro pitó el final él estaba dentro de la cancha.

Significa muchísimo, un trabajo a todo el esfuerzo que he hecho por muchos años. He salido, he regresado pero siempre he pertenecido a este club, al que le tengo mucho cariño y por el cual me siento muy orgulloso de pertenecer , expresa Alfonso Blanco después de conseguir junto a sus compañeros el título del mejor club de Concacaf.

Es la primera vez que el portero disputa todo un torneo con Pachuca. Su experiencia en el equipo estaba destinada a ser suplente y su proceso de consolidación ha tardado nueve años e incluye préstamos a otros equipos, como Cruz Azul, Necaxa y León, incluso en Liga de Ascenso, como Irapuato y Atlético San Luis.

En el club donde los jugadores surgidos de la cantera, como Hirving Lozano y Erick Gutiérrez se proyectan como los activos más importantes, Alfonso Blanco ha resistido en la banca y, con 29 años, explica los retos que enfrentó para al fin saborear el triunfo desde la cancha.

La verdad es que nunca me he quitado de la cabeza que quiero jugar como titular, ser el portero titular de Pachuca y para eso trabajo. Cuando no tenía la posibilidad de estar acá, trabajaba para que al momento de regresar estuviera bien y mis capacidades se vieran reflejadas con mucha continuidad.

Ahorita se me está dando un poco más, espero que siga siendo así , menciona el portero de los Tuzos.

Alfonso tiene un valor de 500,000 dólares, según Transfermarkt, se encuentra en el rango de los activos menos valiosos de Pachuca, junto a jugadores jóvenes que apenas se asoman al primer equipo. Su historia se asemeja más a un relato de resistencia que a la sorpresiva irrupción de los jóvenes talentos del equipo.

Los Tuzos también asumen la tarea de repescar a sus promesas pasadas, como Alfonso Blanco, de encontrar talento aunque ellos no lo hayan forjado, como en el caso de Emmanuel García.

Fue un cambio muy drástico, que me benefició muchísimo , expresa Emmanuel, defensa que ascendió con La Piedad, se salvó de un descenso con Veracruz y ahora es un jugador campeón de Liga y Concachampions.

De jugar y pelear para mantener un estatus de futbolista de Primera División, el defensa ahora pertenece a un club estable, que pelea por ganar campeonatos. Es un logro y una satisfacción muy hermosa un campeonato de Concacaf. No cualquiera lo gana , señaló el futbolista.

Pachuca renueva espíritus, como en el caso de Omar González, quien prefirió arriesgarse en venir a jugar a México, cuando Galaxy de Los Ángeles le informó que ya no sería jugador franquicia y que su sueldo sufriría una reducción, para que el club pudiera pagar el millonario contrato de Giovani Dos Santos.

Yo no sacrifique nada, vine aquí feliz para mejorar mi juego y como persona a encontrar algo nuevo , mencionó el defensa estadounidense.

Omar es el único jugador de su país que ha salido campeón en la MLS, Liga MX y ahora Concachampions.

No supe qué iba a pasar cuando llegue a México, pero llegue a un gran equipo y mis compañeros son los mejores y jugaron un partidazo , añadió el futbolista que se ha consolidado en Pachuca.

[email protected]