A Juegos Olímpicos, México llegará como nunca lo había hecho antes: con 11 plazas de las 12 posibles para la disciplina de clavados, lo cual es algo histórico para este deporte en una justa olímpica.

Quizá la motivación y confianza que el equipo demostró en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, al ser campeones en todas las pruebas, llevó a los saltarines nacionales a conseguir la hazaña que dará a nuestro país mayores posibilidades de conseguir una presea en la justa olímpica.

Pero, de acuerdo con Ma Jin, entrenadora de Paola Espinosa, el éxito que se ha dado en los últimos años en los clavados mexicanos –bronce en plataforma en Beijing 2008, campeonato del mundo en el 2009 y ocho medallas de oro en los Juegos Panamericanos del 2011- ha sido gracias al trabajo y al cambio de mentalidad que se ha dado en los deportistas.

Eso: pensar en el éxito nos ha ayudado a todos, a mi equipo y a los demás atletas que piensan que si Paola puede, también los demás. Ha cambiado la mentalidad, pero también se ha trabajado mucho en la técnica , explica.

La entrenadora que ha trabajado por nueve años con Paola Espinosa (medallista de bronce en Beijing 2008 y campeona mundial en el 2009), asegura también que la continuidad que se ha dado entre los diversos entrenadores en México ha sido uno de los factores que han elevado el nivel de los clavados en México.

Es un trabajo continuo. Así como yo con Paola, Iván (Bautista) y Jorge (Rueda) han tenido un trabajo constante. Incluso ya somos como de la familia y lo importante es que cuando se trabaja por tantos años juntas, se entiende la forma de pensamiento , indicó.

Por último, aseguró que de aquí en adelante será importante el trabajo que se haga con los jóvenes cuando ven a deportistas exitosos, los quieren aprender cada día de clavados; eso ayuda mucho al equipo de México, ahora ya se tiene a los jóvenes que están saliendo a querer ser como ella (Paola) y eso es algo bueno , concluyó.

[email protected]