No pido piedad, sólo aspiro a que haya gente que crea en esto . Así comenzó su presentación Óscar Washington Tabárez, cuando en marzo del 2006, presentó su proyecto de selecciones nacionales para Uruguay. El Maestro, porque fue docente en una escuela primaria de Montevideo, estaba por reformar el futbol charrúa que, desde 1990, cuando acabó su primera etapa de técnico al frente de la Selección, desfilaron 13 entrenadores distintos, en un periodo de 14 años.

El trabajo será idéntico para todas las selecciones , prometió Tabárez como sello distintivo de la nueva era de la celeste.

La continuidad da resultados, así ha sido para Uruguay, la Selección con el técnico con más tiempo en su puesto de las 16 selecciones que participan en la Copa América Centenario. Los sudamericanos ganaron una Copa América (2011), un cuarto lugar mundial (Sudáfrica 2010) y desarrollaron un plan de selecciones menores, que sólo los privó de dos ediciones mundiales Sub-17 (2007 y 2015), en la última década. La famosa garra charrúa hoy tiene el talento y liderazgo de futbolistas de élite, como Luis Suárez, Edinson Cavani y Diego Godín.

Mientras en los últimos 10 años Uruguay ha tenido en el banco de técnico al Maestro Tabárez, el resto de las selecciones de la Copa promediaron cinco técnicos en una década, aunque están los casos de Costa Rica y Haití (nueve técnicos), o Jamaica (ocho), las selecciones más inestables de la competencia.

Con 58.5% de efectividad al mando de Uruguay, el mayor logro de Tabárez fue la renovación de los procesos en la formación de futbolistas y, por consecuencia, una nueva generación de jugadores. De aquella Copa América 2007, la primera del Maestro al frente de la celeste, los jóvenes Godín y Maximiliano Pereira son los únicos en el plantel de la copa centenario.

Conviven en el profesionalismo futbolistas muy jóvenes, cuyo potencial no está respaldado por una adecuada experiencia, con futbolistas de edad alta que vuelven desde medios más exigentes y aportan su experiencia , resumía en su informe el técnico.

Para Brasil 2014, 18 de los 23 jugadores del plantel celeste pasaron por selecciones menores de Uruguay, la renovación estaba hecha. Tabárez dijo hace unos años que no implementó nada novedoso, que sus ideales ya habían sido realizados por José Néstor Pekerman.

El técnico argentino es el tercero con más tiempo en su cargo, al mando de Colombia, y con una efectividad de 70.8%, le dio un impulsó nuevo a la selección cafetera.

Entre 1995 y el 2007, Pekerman dirigió el proyecto de selecciones menores en Argentina. De su gestión, 90% de los seleccionados finalistas en el Mundial de Brasil 2014 y Copa América Chile 2015 pasaron por su filosofía, en la academia albiceleste.

Aunque Colombia registra cinco técnicos en 10 años, los últimos cuatro años y cinco meses han estado bajo la gestión de José Néstor, el estratega al mando de la mejor participación de los cafeteros en un mundial, que llegaron a cuartos de final en Brasil 2014.

Estados Unidos es el caso más destacado de Concacaf, una zona donde los seis representantes en Copa América Centenario promedian 6.5 entrenadores en la última década.

Con Jürgen Klinsmann al mando los últimos cuatro años y 10 meses, el equipo norteamericano tiene la segunda gestión más larga de la Copa. Aunque con un título de Copa Oro, en el 2013, la era del entrenador alemán, en su duración, es normal en un sitio donde desde 1990 sólo han sido dirigidos por cinco técnicos.

De las 16 selecciones en Copa América, Óscar Tabárez es el técnico con más años en el cargo en el histórico de los equipos nacionales; detrás del uruguayo, Bruce Arena, es el segundo que más tiempo ha estado en el cargo, ocho años con Estados Unidos.

Siete de los 16 técnicos de la Copa llevan menos de un año en el cargo, como Juan Carlos Osorio, en México, que es la Selección con el cuarto peor índice, ya que los técnicos oficiales -sin contar interinatos- apenas se mantienen en el puesto un año y cinco meses.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx