A Eulalio López Zotoluco, ser figura le representa un reto. El diestro de Azcapotzalco, que se presenta en la tercera corrida de la Temporada Grande 2012-2013, aseguró a El Economista que, llegar como uno de los principales en el cartel es un desafío.

Torear en La México es una responsabilidad muy grande, yo no me dejaré ganar la pelea y voy a echar mano de toda la experiencia y madurez que he aprendido a lo largo de los años, pues la presión la tenemos todos los que nos vestimos de luces y trataré de defender mi sitio , comentó quien suma su temporada número 18 en la Monumental de Insurgentes.

Zotoluco, que lidiará un encierro de Bernaldo de Quirós, compartirá cartel con el torero francés Sebastián Castella y el mexicano Juan Pablo Sánchez, de quienes destacó su manera tan diferente de interpretar el toreo respecto de la suya.

Sebastián Castella es una auténtica figura del toreo, de sobra conocido por la afición y Juan Pablo Sánchez tiene juventud, arrojo y la novedad de estar triunfando.

Es por eso que debe prevalecer en mí todo lo que me preparo mentalmente, poder triunfar y mantener el sitio , expresó.

Y es que, apostar por la experiencia es válido para el matador Chintololo que, con más de 25 años de carrera, ha toreado más de 60 corridas con un rabo y un indulto en su haber; poco más de una docena de paseíllos en Las Ventas de Madrid y 75 corridas en el extranjero en promedio, mismas que, sumadas a sus actuaciones en territorio nacional, con el corte de más de 1,300 orejas, 94 rabos, 413 salidas a hombros y 22 indultos, lo hacen presumir de sus cualidades.

Sin embargo, Zotoluco asegura que aún con esos éxitos en su currículo, torear en la Plaza México es siempre una experiencia llena de expectativas: Te mentalizas y preparas al máximo para poder devolver a la gente todo el cariño que te brinda y esperas con ansia el domingo , concluyó.