México.- El ex senador panista Diego Fernández de Cevallos, consideró que la fiesta brava es una tradición cultural demasiado importante para México y otros países, de ahí que se debe cuidarla por siempre y sería un error tratar de terminar con ella.

Al término de la corrida 13, de la Temporada Grande 2011-12, en la Plaza México, el connotado político comentó a Notimex, que él sería feliz si la fiesta brava continuara por siempre, no sólo en México sino en los demás países en donde gusta.

Fernández de Cevallos, aceptó ser un aficionado a la fiesta de los toros desde temprana edad y aunque se dijo no ser un conocedor, si sabe que esta actividad es parte de la cultura e idiosincracia del mexicano, de ahí que se debe cuidar para siempre.

"Antes que nada, yo respeto a las personas que opinan que la fiesta brava debe desaparecer, sin embargo, no la comparto, creo que hay otras formas de acordar y dialogar para que todos salgan beneficiados sin perjudicar a nadie", aseveró.

El llamado "Jefe" Diego, indicó que la fiesta brava reune muchos valiosos elementos que no han sido considerados por los críticos, como el arte que la rodea, el gran valor de los toreros y la preservación de una especie animal, como lo es el toro de lidia.

"Si la fiesta se acaba, se acaban los toros de lidia, se extinguirían, así como la fuente de trabajo para cientos de familias, son muchos los elementos que se deben considerar y valorar, ojalá se mantenga y se cuide por siempre esta tradición", afirmó.

Comentó que una forma de cuidar la fiesta y de paso dejar satisfechos a los que piden su extinción, sería la modificación de algunos artículos del reglamento taurino, referentes al supuesto maltrato que sufren los animales, como es el rejón, las banderillas, entre otros.

"Sería modificar en algo el reglamento, sobre todo en cuestiones que lastiman a los críticos, aquí lo importante es llegar a un acuerdo entre ambas partes, en beneficio de una tradición tan arraigada en México y en muchas partes del mundo", comentó.

Dijo que no es correcto, ni justo, que se pida la extinción de la fiesta brava, sólo por el simple hecho de que gusta a una minoría, ya que existen otras actividades iguales a ésta, que tienen el mismo derecho de permancer y de seguir en el gusto de quien así lo desee.

"Por poner un ejemplo, no sería correcto tratar de desaparecer al basquetbol sólo porque a una minoría le gusta, todos tenemos los mismos derechos de hacer lo que sea, siempre y cuando no se lastime u ofenda a terceros, la base es el respeto", agregó.

En cuanto al supuesto maltrato que sufren los toros, motivo por el cual se pide la desaparición de la fiesta brava, el "Jefe" Diego indicó, que para eso sería la modificación del reglamento en ciertos puntos, llegar a un acuerdo y dejar satisfechos a todos.

"Yo espero que la fiesta de los toros siga en México por siempre, se debe cuidar y para ello es necesario dialogar con quienes piden que termine, ojalá se alcancen acuerdos satisfactorios, en bien de esta actividad", finalizó.

BVC