Londres.- El tenista estadounidense John Isner, cuyo partido de primera ronda en Wimbledon fue el más largo de la historia del tenis con 11 horas y cinco minutos de duración, quedó eliminado el viernes al perder en apenas 74 minutos frente al holandés Thiemo De Bakker.

Isner sacó 69 veces consecutivas en el último set del épico duelo que ganó el jueves después de tres días contra el francés Nicolas Mahut, pero perdió sus primeros cuatro servicios en su encuentro de segunda ronda en el césped del Abierto Británico.

El estadounidense llamó al médico para recibir tratamiento en el cuello y los hombros durante un tiempo muerto, luego de que De Bakker se llevara el set inicial por 6-0 para encauzar un rápido triunfo en la cancha cinco del All England Club.

Isner consultó con su entrenador en cada cambio de lado, comió bananas y barras de cereal para intentar incrementar sus niveles de energía, pero De Bakker terminó sellando una contundente victoria por 6-0, 6-3 y 6-2.

BVC