Wimbledon.- El estadounidense John Isner ganó el partido más largo de la historia de Wimbledon al francés Nicolas Mahut por el insólito marcador de 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3) 70-68.

El partido que parecía no terminar nunca se jugó a lo largo de tres días y duró 11 horas y 5 minutos. El tercer set, que superó todos los récords habidos y por haber, duró 8 horas y 11 minutos.

Isner se tendió de espaldas al ganar el punto decisivo. Después se levantó arrojó su raqueta al suelo, señaló hacia su adversario y lo aplaudió en reconocimiento a su épica lucha.

Isner dijo que había sido un honor jugar ese encuentro histórico. Mahut lo calificó como el mejor partido jamás .

El encuentro se reanudó el jueves con el insólito marcador de 59-59 en el quinto set y casi una hora después seguía empatado 68-68.

En el momento de la reanudación, el quinto set llevaba 7 horas y 6 minutos.

El jueves se reanudó el partido por tercer día consecutivo. El martes estaban 2-2 antes de que se pusiera demasiado oscuro como para seguir jugando. El miércoles reanudaron el juego a las 2:04 pm para disputar el quinto set y se volvió a aplazar a las 9:10 pm por oscuridad.

Isner terminó con 112 aces y Mahut 103. Sólo tres veces se quebró el saque del rival durante todo el encuentro, el último de ellos en el punto final.