Estados Unidos cruza los dedos para que su arquero Tim Howard no se haya quebrado una costilla al chocar con el inglés Emile Heskey en el empate 1-1 del sábado en la Copa Mundial.

Será evaluado más tarde y veremos si necesita más exámenes'', comentó el domingo el técnico Bob Bradley. Obviamente estaba dolorido. Recibió un golpe muy fuerte, pero siguió jugando, y bien''.

Howard se lastimó al tapar una entrada del grandote Heskey a los 29 minutos. Estuvo tirado varios minutos y dijo que sentía un dolor enorme , que reapareció periódicamente durante el encuentro.

En el entretiempo le inyectaron un analgésico.

Howard fue elegido el mejor jugador del partido por la FIFA.

Bradley dijo que no sabe si el arquero podrá jugar el viernes ante Eslovenia. En todo caso, las otras alternativas que tiene Bradley son Marcus Hahnemann y Brad Guzan.