El Sanfrecce Hiroshima del futbol japonés derrotó 1-0 al equipo de aficionados Auckland City en la apertura del Mundial de Clubes, cuando la FIFA empleó por primera vez la tecnología de línea de meta.

El tanto de Toshihiro Aoyama a los 66 minutos iluminó un soso encuentro y envió a los campeones de la J-League a cuartos de final, donde enfrentarán al egipcio Al-Ahly.

El partido fue el primero en el que el organismo que regula el futbol utilizó de forma oficial la tecnología de línea de meta, aunque hubo pocas oportunidades de probar su eficacia en un duelo con pocas ocasiones.

La FIFA está utilizando dos sistemas en Yokohama y Toyota City, tras ceder finalmente a las peticiones de que elimine los goles "fantasma" del futbol.

GoalRef, que emplea un microchip en espiral situado en el interior del balón y ondas magnéticas en torno a la portería, se empleó en el partido sin que se registraran problemas.

La FIFA dijo que las pruebas previas al partido realizadas por el árbitro a ambos lados del campo tuvieron éxito.

Por su parte, el sistema Ojo de Halcón, utilizado de forma común en el tenis y el cricket, se utilizará en los cuartos de final del domingo en Toyota.

La FIFA recibirá análisis de empresas competidoras en enero y decidirá qué sistema utiliza en la Copa de Confederaciones en Brasil el año que viene.

No fue necesario recurrir al sistema en Yokohama, donde Hiroshima se impuso con facilidad ante los neozelandeses. Los japoneses dominaron el encuentro sin suponer una amenaza real en el área.

El destronado campeón europeo, Chelsea, y el actual campeón de la Copa Libertadores, Corinthians, se sumarán a la competición de siete equipos en las semifinales de la semana que viene.

"El marcador fue de sólo 1-0, pero intentamos seguir atacando", dijo el técnico del Hiroshima, Hajime Moriyasu.

Por su parte, el entrenador del Auckland, el español Ramon Tribulietx, puso buena cara al resultado.

"Tenemos que estar contentos con la forma en que jugamos", dijo. "No olviden que somos un equipo 'amateur', no es fácil venir aquí a jugar con el Hiroshima en Japón".

EISS