No fue ganar el premio a MVP por primera vez, ni por segundo año consecutivo. No fue ninguno de sus cinco nombramientos al All-Star Game, ni ninguno de sus partidos de playoffs. El mejor momento en la carrera de Giannis Antetokounmpo fue el día en que, por primera vez, compartió la duela con sus hermanos, Thanasis y Kostas, como profesionales en la NBA.

“Este momento, viendo a los muchachos con los que crecí y con los que dormí en la misma cama, mirando al techo e imaginándonos si alguna vez íbamos a jugar en la NBA, si alguna vez íbamos a lograrlo. Estar en la misma cancha mientras nuestra madre grababa todo con su teléfono. Creo que no tiene precio y nadie puede quitarnos esto. Ese es el mejor momento que hemos tenido en la NBA”, dijo Giannis.

Sin embargo, no todos los Antetokounmpo cargan con el mismo peso en sus equipos, una diferencia que se puede ver reflejada en los sueldos. De acuerdo al portal especializado, Spotrac, Giannis es el segundo mejor pagado de los Bucks, con un sueldo base de 27.5 millones de dólares, sólo superado por Khris Middleton, y que para la próxima temporada aumentará hasta 39.3 millones gracias a que en 2020 firmó una extensión que lo posiciona como el jugador con el acuerdo más lucrativo en la historia de la NBA y que entrará en vigor en la temporada 2021-22.

En contraste, su hermano mayor, Thanasis, que juega en el mismo equipo, tiene un sueldo base de 1.7 millones, mientras que Kostas tiene un tipo de contrato two-way que le permite jugar con los Lakers y con su filial, los South Bay Lakers.

La vida de Giannis y Thanasis fue más o menos por el mismo camino, durmiendo en una misma habitación con sus tres hermanos, ayudando a traer comida a la mesa vendiendo en las calles relojes, bolsos y lentes de sol, e impulsados por el entrenador Spiros Velliniatis para probarse en el baloncesto. De esta manera, los hermanos mayores ingresaron al Filathlitikos de la segunda división griega.

El 2013 marcó la separación del camino de los hermanos. Ambos se declararon elegibles para el Draft de la NBA pero Thanasis se retiró en la fecha límite, mientras que Giannis fue elegido en la decimoquinta posición por Milwaukee Bucks.

Desde entonces, el meteórico ascenso de Giannis comenzó. En mayo de 2014, fue elegido en el segundo mejor quinteto de rookies de la NBA y para la temporada 2014-15 ya era uno de los mejores jugadores jóvenes de la liga ayudando a su equipo a entrar a playoffs. En 2016, firmó una extensión de contrato con los Bucks y a partir de 2017 comenzó a figurar en el All-Star Game; enseguida, en 2019 y 2020, fue nombrado MVP de la temporada, lo que le valió firmar el contrato más grande en la historia de la NBA por 228.2 millones de dólares y cinco años.

En la actual temporada regular, Giannis promedió 28.1 puntos por partido, 11 rebotes y 5.9 asistencias; en Playoffs, es el jugador que más puntos genera por partido (26.6) y el que más rebotes recupera (13.5).

Por el contrario, no fue hasta 2019 cuando Thanasis logró estabilidad con los Bucks, sin embargo, su protagonismo está muy por detrás del que logró Giannis. Esta temporada promedió 9.7 minutos de juego por partido, 2.9 puntos, 2.2 rebotes y 0.8 asistencias.

Antes de ser reclutado por Milwaukee en 2019, Thanasis pasó las dos últimas temporadas con el Panathinaikos de la liga griega, donde fue nombrado como el “jugador Más Espectacular” de la temporada 2017-18 y llevó al equipo a dos títulos consecutivos. Antes de eso, jugó una temporada con Andorra en la Liga ACB de España. Ya en 2014 había sido seleccionado por los Knicks, sin embargo, el próximo par de años los pasaría entre la NBA y la D-League, antes de regresar a Europa.

Sus hermanos Alex, de 19 años, y Kostas, de 23, también tenían afinidad por el baloncesto. Kostas se mudó a Wisconsin cuando Giannis fue reclutado por los Bucks en 2013 y jugó en la Dominican High School y luego en la Universidad de Dayton antes de ser reclutado, en la última posición del Draft, por los 76ers de Philadelphia en 2018 y traspasado a los Mavericks de Dallas esa misma noche.

Aunque sólo jugó dos partidos con los Mavs, Kostas es el único de los hermanos que posee un campeonato de la NBA, puesto que en julio de 2019 firmó un contrato two-way con Los Ángeles Lakers, quienes más tarde se convirtieron en los campeones de la temporada. Kostas sólo participó en cinco partidos con los Lakers en dicha campaña. Alex, el menor de los hermanos, juega en España.