La clave ha sido el descanso, el hablar de forma frontal y, por su puesto, la calidad humana y futbolística con la que cuenta el actual líder del futbol mexicano. Benjamín Galindo, entrenador de Santos, subcampeón del balompié azteca, charló con El Economista y reveló la fórmula para tirar el mito de la fatiga, del poco tiempo que tienen para vacacionar y preparar el próximo campeonato los clubes que disputan el título.

Galindo, quien llegó a Torreón en la Fecha 9 del Apertura 2011 en sustitución de Diego Cocca, compartió su estrategia para mantener unido a su plantel, a pesar de que, al estar plagado de talento, elementos que en cualquier otro club podrían ser titulares en su equipo tengan que esperar una oportunidad en la banca. El Maestro hizo un recuento de las cosas que hoy tienen a Santos en el primer lugar y como favorito al título. Además, los números le respaldan, 72% de productividad desde su llegada el torneo anterior a la fecha.

¿Cuál fue la clave para que Santos no resintiera el cansancio tras ser finalista y se conectara de inmediato, ocupando el primer lugar de la tabla?

Primeramente porque tenemos un gran equipo, un grupo comprometido, con grandes futbolistas y mejores seres humanos que realmente han entendido lo que uno desea.

Se trabaja a gusto y al máximo con la exigencia que debe tener un plantel de alto rendimiento, sobre todo gracias a la gran confianza que te dan los buenos resultados.

Tras disputar la final con Tigres, ¿en qué fue en lo que más se tuvo que trabajar para encarar el Clausura 2012?

Sobre todo que descansaran bien. Les di 17 días libres luego de tres meses y medio muy intensos. Hay que recordar que, cuando un servidor y mi cuerpo técnico llegamos, el equipo estaba en el lugar 16 y realmente cerramos un gran torneo jugando la final. De ahí partimos, de que debían tener un gran descanso para regresar con la pila bien puesta, a sabiendas de que íbamos a tener pocos días para prepararnos e iniciar bien el torneo.

Hemos sabido programar los tiempos y los entrenamientos para que estén cada vez mejor.

Tienes un plantel muy vasto, con mucha calidad. ¿Cómo le haces para manejar al grupo y que los que tengan que ir a la banca se sientan a gusto en el plantel?

Los manejes que le doy al equipo es hablando de frente, no darle vuelta al asunto, cuando tienes que ver algo con un futbolista es mejor decírselo uno. La idea es estar muy de cerca con los que no juegan, porque los que sí lo hacen siempre van a estar contentos. Mi cuerpo técnico y yo estamos muy cerca con ellos, porque son quienes necesitan esa atención. Es lo que hago para que no se me divida un grupo.

Después de cinco jornadas, ¿qué crees que tengas que pulir en tu equipo?

Cada partido es diferente. Analizas, revisas algunas cosas, pero lo que sí es muy cierto es que nosotros estamos mucho mejor en cuanto a lo defensivo y ofensivo.

Lo que deseamos es tener un equilibrio, porque Santos siempre se ha distinguido por ser protagonista, pero no se defendía de la mejor manera. Hoy estamos trabajando en ello.

Mañana visitas a Morelia, ¿cómo esperas al equipo de Tomás Boy que buscará pegarle al líder del torneo?

De la misma manera. Es un conjunto que no cambia, que juega bien al futbol, que tiene gente importante. Le tenemos que jugar de tú a tú, creo que será uno de esos partidos abiertos donde el que sea más efectivo y guarde mejor el orden será el que se lleve los tres puntos.

[email protected]