El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó en el Gran Premio de Baréin, una carrera marcada por el accidente sufrido por el francés Romain Grosjean (Haas), que salió sano y salvo de su coche después de que se incendiase.

Hamilton estuvo acompañado en el podio por los dos pilotos de Red Bull, el holandés Max Verstappen y el tailandés Alexander Albon.

Más allá de la undécima victoria esta temporada (en 15 carreras) de Hamilton, lo que permite al inglés seguir optando a igualar el récord de 13 triunfos en un mismo campeonato en poder de Michael Schumacher, la carrera estuvo marcada por el accidente de Grosjean.Accidentado nada más iniciarse la carrera, en la tercera curva del trazado de Sakhir, Grosjean fue trasladado a un hospital.

“Romain Grosjean quedará en observación toda la noche para ser tratado de quemaduras en el dorso de ambas manos”, explicó el equipo Haas en un nuevo parte médico difundido a través de las redes sociales.

Tras someter al piloto a radiografías, “el piloto no sufre fracturas”, precisó la escudería.

El monoplaza de Grosjean se salió de la pista tras tocarse con el ruso Daniil Kvyat (AlphaTauri) y chocó a gran velocidad contra las barreras de protección.

En el impacto, el chasis se partió en dos y la gasolina salió, provocando un incendio, pero el piloto de 34 años fue capaz de salir y alejarse del fuego para acudir a una ambulancia. El francés confirmó por radio que estaba bien, antes de subirse al coche médico para ser examinado, siguiendo el protocolo.

A los veteranos de la Fórmula 1, las imágenes del accidente recordaron al que sufrió el austriaco Niki Lauda en el circuito de Nürburgring (Alemania) en 1976 o al de su compatriota Gerhard Berger en Imola (Italia) en 1989.

“Es un milagro que esté vivo. Todos los sistemas que hemos desarrollado, el ‘halo’ (un aro metálico que protege la cabeza de los pilotos), las barreras de protección, los cinturones, han funcionado como está previsto”, dijo Van der Merwe, piloto del coche médico desde 2009.

La carrera fue inmediatamente interrumpida y se dio una nueva salida una hora y media después, tiempo que utilizó Hamilton para recordar a través de Twitter que “los riesgos que tomamos son reales, para aquellos que olvidan que ponemos nuestras vidas en juego por este deporte que amamos”.

Checo Pérez abandona por una rotura en el motor

El mexicano Sergio Pérez enfrentó una falla en el motor de su RP20, cuando le faltaban cuatro giros para el final del GP de Bahréin y acariciaba su décimo podio, lo que deja a su equipo sin puntos, tras el también abandono de Lance Stroll en la vuelta tres. Por este percance Pérez sigue con 100 puntos en el Mundial de Pilotos, pero baja al quinto lugar.

“Un fin de semana perfecto. Hicimos más de lo que teníamos. Íbamos a sumar un podio que estaba totalmente en la bolsa, pero también es un poco irrelevante el resultado de hoy: un podio más o un podio menos, es igual; creo que lo importante de hoy es que Grosjean está bien, fue un accidente muy duro de ver y creo que es lo importante del día”.

Checo Pérez sigue esperando a Red Bull, para confirmar si seguirá o no en la F1 en 2021. Después de esta carrera en Bahréin, la F1 se quedará en Sakhir para una segunda competencia en esas instalaciones.

deportes@eleconomista.mx