El brillo de México en el tenis encontró una mancuerna ideal en 2021: Giuliana Olmos y la ciudad de Guadalajara. Olmos consagró su mejor año al convertirse en la primera mexicana en clasificar a unas WTA Finals, mientras que la capital jalisciense arropó la sede justamente de dicho torneo internacional, que por ocasión inédita se celebra en Latinoamérica.

Pero para la tenista de ascendencia sinaloense, México tendría que aprovechar el ser sede de las WTA Finals 2021 para darle más apoyo a su propio desarrollo, pues pese a toda la algarabía que representa el organizar el torneo más importante del tenis femenil después de los Grand Slams, señala que sigue habiendo falta de apoyos e impulso a las nuevas generaciones.

“Todas las jugadoras que están en las WTA Finals se sienten súper felices de estar en México, debemos usar eso en nuestra ventaja para recibir más torneos y también para apoyar más a nuestras propias tenistas”, menciona Olmos en entrevista con El Economista, durante su participación en Guadalajara 2021.

Este año ha sido una cúspide a toda velocidad para Giuliana al pasar del ranking 53 de dobles en febrero hasta el puesto 23, además de ser una de las 10 parejas que más puntos a conseguido en el WTA Tour durante toda la temporada.

Así, pudo ganarse junto a Renata Zarazúa, otra de las mexicanas destacadas de 2021, su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, una justa donde no había tenistas nacionales femeniles desde hacía 25 años.

“Quiero que las niñas vean y sepan que las mexicanas también podemos jugar en el nivel más alto del tenis y ganar, no deben sentir que eso es algo muy lejano, sino que vean y sepan que si yo lo puedo hacer ellas también pueden”.

¿Qué le hace falta a México para tener a más representantes de tu nivel?

“Creo que nos falta un poquito más de apoyo por parte de la Federación (Mexicana de Tenis) y también siento que debemos tener más torneos en México, sé que esto es algo muy difícil, pero si tenemos dinero para traer un campeonato así de grande y traer a las mejores tenistas (hablando del WTA Finals), siento que tenemos dinero para tener torneos más chiquitos y ayudar también a nuestra propia gente, a nuestras propias tenistas, espero que este sea el primer paso para mejorar el tenis de México”, respondió una tajante Giuliana Olmos.

Resalta que una de sus figuras de la infancia fue Lorena Ochoa, la golfista más exitosa que ha tenido México en su historia. Ahora que Giuliana tiene 28 años, ya la puede observar desde el mismo peldaño, pues ella también ha entrado en los libros del deporte nacional como la primera clasificada para unas Finals, aunque eso no le ha repercutido en mejores opciones comerciales para explotar su carrera.

Con todo lo que has logrado este año, ¿has mejorado tu cartera de patrocinadores o apoyos económicos?

“Sí y no. Ahorita tengo dos patrocinadores que me han estado ayudando esta semana (durante su participación en las WTA Finals), pero por lo demás no porque yo pago todo, mi coach, mis viajes, todo durante el año y eso es muy difícil. Creo que donde yo estoy está bien, pero siento que debemos apoyar más a las niñas más chiquitas que vienen detrás de mí”.

Las marcas que aparecen en su uniforme dentro de su participación en las Finals 2021 son GIA, una constructora mexicana formada en 1996 y que es considerada una de las ocho más grandes de su rubro en el país por parte de la revista ‘Construye’; el otro patrocinador es Akron, top 5 de lubricantes mexicanos, además de Inphorm, aunque este último ha estado con ella en varios torneos como sponsor de su ropa.

A pesar de su posición histórica en el tenis mexicano, Giuliana describe que tiene estas limitantes en sus relaciones con las marcas, por lo que el panorama de las generaciones de relevo está aún por debajo. Aún así, su sonrisa es inevitable que cada que salta a la cancha de Guadalajara para enfrentar las WTA Finals, repartiendo autógrafos a cada persona que se lo pide sin importar el tiempo de espera en la fila.

“Sé que 2022 no será igual que 2021 y creo que eso es algo bonito, empezar de nuevo, no tengo nada de presión. Siento que estoy jugando mi mejor tenis, voy a seguir disfrutando y pasándola bien en la cancha, claro que me encantó llegar a las Finals de este año y espero que pueda regresar el año que viene, pero por ahora solo quiero disfrutar esta semana y cuando empiece el 2022 lo pensaré más”, remata Giuliana. Después de todo, esta temporada salió mucho mejor de lo que ella esperaba a finales de 2020.