¿Alguien se atreverá a reprocharle algo al francés André-Pierre Gignac por su paso en el futbol mexicano?

Hace goles, gana títulos, es imán para que el mundo voltee a conocer un poco de la Liga MX, impone récords.

Ayer con el gol que marcó a Pumas para el triunfo en Ciudad Universitaria, se convirtió en el máximo goleador en la historia de la franquicia (105 goles) superando a otro referente del club, Tomás Boy, ahora entrenador de Guadalajara.

El francés además es el mejor pagado de la Liga MX, con un salario entre 3.8 y 4 millones de dólares anuales, según cifras de Forbes México.

Para cuando termine su contrato (en julio del próximo año), Gignac habrá ingresado casi 24 millones de dólares en su estancia en nuestro país.

André-Pierre llegó en el verano del 2015, y a partir de ese momento medios de comunicación franceses como L’Equipe voltearon a nuestro país y vinieron a entrevistarlo.

Además es uno de los grandes referentes de la Liga MX como imagen global, y lo respaldan ocho títulos con Tigres, siendo el máximo referente en la edad de oro de la franquicia.

“Cuando llegué yo dije que quería hacer grandes cosas con este equipo”, dijo Gignac.

Nunca antes Tigres había sido tan exitoso, y en gran medida es por el jugador francés que tiene un promedio de gol de 0.5 por partido.

El dinero no compra calidad

Veracruz demostró que es equipo de Ascenso MX, aunque el dinero lo siga colocando en la Liga MX, luego de que descendió el torneo pasado pero su dueño Fidel Kuri Grajales pagó la multa de 120 millones de pesos para conservar la categoría.

El fin de semana Necaxa estuvo genial y exhibió a los Tiburones con una goleada 7-0, un marcador que se coloca como el mejor de su historia desde que llegaron a jugar en Aguascalientes hace 16 años. También es verdad que los Tiburones destacan porque en la historia del futbol mexicano es uno de los equipos que más aparecen en la lista de las grandes goleadas de nuestro campeonato: en el Apertura 2007 Pumas les metió 8-0 y apenas el torneo pasado Pachuca los superó 9-2.

“Lo cierto es que hoy se nos vino la noche. Fue la actuación más fea. Hace ocho días nos sentíamos contentos con lo que habíamos hecho”, dijo el entrenador de los escualos, Enrique Meza.

“¿De qué vienen las goleadas? Casi siempre vienen de desorden y nosotros nos desordenamos mucho. Intentamos ganar la guerra solos, hacer dribles que traían la velocidad de Necaxa que es mucha”, añadió.

Giovani dos Santos marca un año después

Para ser exactos, Giovani Dos Santos esperó 379 días para volver a marcar un gol en un partido oficial. Este fin de semana colaboró en el triunfo del América, su nuevo equipo, con un gol y una asistencia, para superar 3-1 a los Xolos de Tijuana.

“La confianza del Piojo, del club y de mis compañeros, ellos me hacen ser mejor en cada entrenamiento. Todos sabemos de los grupos que hace el profe Miguel”, comentó para TUDN.

Mientras tanto, el equipo deberá esperar cerca de 12 semanas para tener de vuelta al chileno Nicolás Castillo, después de que sufrió una fractura en el peroné en el partido ante Tijuana. La delantera azulcrema recaerá por el momento en Roger Martínez, Henry Martín y Giovani Dos Santos.