El ghanés Samuel Inkoom, tras derribar a Estados Unidos el sábado en octavos del Mundial (2-1), ve a su equipo capaz de eliminar a Uruguay en cuartos, sino con posibilidades de levantar el trofeo de campeón el 11 de julio en la final de Johannesburgo.

"Estamos preparados para nuestro último sueño", dijo el jugador, de apenas 21 años, con la osadía y la ilusión de la juventud.

Las 'Estrellas Negras' demostraron capacidad de sufrimiento cuando Estados Unidos igualó provisionalmente 1-1 el partido y forzó la prolongación, donde Asamoah Gyan consiguió en el 93 el tanto del triunfo y permitió a su equipo ser el tercer africano en llegar a los cuartos de un Mundial absoluto.

"Estados Unidos es un muy buen equipo, en mi opinión. Su equipo estuvo ahí, tienen un entrenador muy bueno (Bob Bradley), pero aprovechamos nuestras oportunidades, esa fue la diferencia entre nosotros", dijo.

Para Inkoom, la gran actuación en Sudáfrica llega tras un año inolvidable, donde hizo 'doblete' de Liga y Copa con el Basilea en Suiza, después de haber conquistado el título mundial Sub 20 con su país y haber llegado a la final de la Copa de África 2010 con la absoluta.

Esa costumbre a ganar le anima a ser optimista, sobre todo tras el ejemplo de la Sub-20, que en octubre del pasado año hizo historia al derrotar a Brasil en la final .

"Os digo que vamos a ganar. Se lo dije también al entrenador (Milovan Rajevac). No creo que Uruguay vaya a ser fácil, pero creo que somos capaces de ganar", apuntó.