Ginebra.- El exnúmero uno mundial suizo Roger Federer decepcionó este viernes al perder ante el estadounidense John Isner, por 4-6, 6-3, 7-6 (7/4) y 6-2, en el segundo partido individual de la eliminatoria entre sus países en la Copa Davis, donde los norteamericanos se pusieron 2-0.

Este duelo de la primera ronda del Grupo Mundial había generado mucha expectación por la presencia de Federer, reciente semifinalista del Abierto de Australia, pero el tenista de Basilea no estuvo a su nivel acostumbrado y no pudo corregir el rumbo.

Poco antes, su país se había complicado con la derrota de Stanislas Wawrinka ante Mardy Fish, por 6-2, 4-6, 4-6, 6-1, 9-7.

Federer, número tres mundial, tiene la oportunidad de desquitarse el sábado, haciendo pareja con Wawrinka en el partido de dobles, frente a la pareja Mike Bryan/Ryan Harrison, que si ganan situarán ya a Estados Unidos en los cuartos de final del torneo.

Para Federer, el revés ante Isner fue su séptima derrota en individuales en sus 37 partidos jugados en la Copa Davis y la tercera sobre tierra batida. La última en arcilla se remontaba a 1999, a un enfrentamiento ante Bélgica.

"No hice un mal partido si tenemos en cuenta la altitud, el hecho de la pista sea dura y que no he jugado en tierra batida desde Roland Garros", declaró Federer. "Ha sido un partido de muy alto nivel, el que hemos jugado John y yo. Es una derrota dura porque con ella vamos perdiendo 2-0, pero vamos a seguir luchando mañana (sábado) y espero que también el domingo"

Isner, fiel a su estilo, apoyó su juego en su impresionante servicio (14 'aces'), mientras que Federer sólo pudo apuntarse una de las doce bolas de 'break' de las que dispuso.

"La manera como jugamos hoy es como debemos hacerlo en todos los partidos", apuntó Isner, que dedicó el triunfo al capitán del equipo, el ex tenista Jim Courier.

BVC