El italiano Fabio Cannavaro, capitán del equipo italiano campeón en Alemania 2006, será el encargado de llevar el trofeo del Mundial al césped del estadio Soccer City de Johannesburgo antes de la final del domingo Holanda-España, señaló el sábado la FIFA.

"Lo llevará Fabio Cannavaro. El trofeo estará en el campo cuando salten los equipos y se podrá ver y fotografiar antes del partido", dijeron desde la organización.

Cannavaro, cuyo equipo fue eliminado por sorpresa en la primera ronda de Sudáfrica, dará por tanto un 'relevo' simbólico al nuevo campeón, Holanda o España, que conquistarán el título por primera vez.

El trofeo permanecerá a la vista durante el partido entre ambos finalistas y será entregado como es habitual al capitán del equipo vencedor, después de que los integrantes del equipo reciban el saludo de las autoridades y un obsequio por su éxito.

Cannavaro fue el símbolo de la 'Nazionale' campeona en 2006 y meses después conquistó los principales galardones individuales al mejor jugador del año, el Balón de Oro y el FIFA World Player.