La FIFA no considera por ahora tomar medidas en relación con unas declaraciones del técnico de Paraguay Gerardo Martino al final del partido que su equipo perdió 1-0 con España en los cuartos de final de la Copa Mundial.

El portavoz de la FIFA Pekka Odriozola dijo el domingo que no se había recibido ningún informe ni queja sobre las declaraciones y que por lo tanto no piensa intervenir.

Martino afirmó que el árbitro se equivocó al anular un gol de Nelson Haedo Valdez en el primer tiempo por posición adelantada. También cuestionó el penal que le concedió el silbato guatemalteco Carlos Batres a España y el que no haya expulsado al español Gerard Piqué por una falta dentro del área.

La FIFA nos va a pedir disculpas y no habrá pasado nada'', declaró Martino en tono sarcástico, haciendo notar que después de dos errores garrafales de los árbitros el ente rector del fútbol se había disculpado con Inglaterra y México.

Aceptaremos las disculpas de la FIFA por el gol mal anulado, por la que debió ser una expulsión de Piqué y porque no fue penal el que (Batres) le cobró a España'', manifestó el estratega argentino. Es buenísimo recibir disculpas al final del partido aunque no sirvan para nada'', agregó en tono molesto