El uruguayo Jorge Larrionda y el italiano Roberto Rosetti, autores de los polémicos arbitrajes del Inglaterra-Alemania y el Argentina-México, en octavos de final del Mundial 2010, no figuran entre los responsables para impartir justicia a partir de cuartos de final del torneo.

Según la relación de colegiados publicada este martes por FIFA, entre los representantes del arbitraje de Sudamérica no aparece el nombre de Larrionda, después de que ni él ni su línier vieran el gol legal del inglés Franck Lampard en el duelo del domingo.

En ese partido, el disparo de Lampard pegó en el larguero y rebotó dentro de la portería germana sin que Larrionda ni su asistente se dieran cuenta, cuando el marcador era favorable a la Mannschfat por 2-1, que acabó ganando por 4-1.

Por sudamérica, pitarán el argentino Héctor Walter Baldassi, el brasileño Carlos Simon, el chileno Pablo Antonio Pozo Quinteros y el colombiano Oscar Julián Ruíz Acosta.

Del mismo modo, Rosetti, que validó un gol del argentino Carlos Tévez cuando el punta de la 'Albiceleste' estaba en un claro fuera de juego, no figura como colegiado europeo en el Mundial, pese a que fue el encargado de arbitrar la final de la última Eurocopa-2008, entre España y Alemania (1-0).

En ese duelo Argentina-México, en el que Rosetti y su ayudante se equivocaron, Tevez marcó en posición ilegal el primer tanto de la selección albiceleste, que acabó ganando por 3-1.

Como representantes de la UEFA, quedan en liza para pitar en la cita mundialista, el alemán Wolfgang Stark, el belga Frank de Bleeckere, el húngaro Viktor Kassai, el inglés Howard Webb, el español Alberto Undiano Mallenco y el portugués Olegario Manuel Bartolo F. Benquerenca.

Por la Concacaf siguen arbitrando los mexicanos Benito Archundia y Marco Antonio Rodríguez y el guatemalteco Carlos Batres.

De los 29 colegiados que comenzaron la competición, la FIFA ha reducido la lista a 19 para los ocho partidos que restan (cuatro cuartos de final, dos semifinales, el partido por el tercer puesto y la final).