Moscú.-   Erick Gutiérrez nunca salía, sólo después de los partidos, a pesar de que nunca tuvo que esperar los masajes de recuperación y las cantidades de hidratación y alimentos que consumían el resto de sus compañeros, porque para una recuperación con poco desgaste no necesitaba grandes porciones. No siempre era requerido para calentar durante los encuentros de la Selección Mexicana en Rusia 2018, pero aun así acompañaba a Hirving Lozano, a quien conoció desde la niñez en Pachuca, en el camino del vestidor al autobús de la selección.

También solía salir platicando con Marco Fabián, Carlos Vela y Jesús Gallardo, con este último tuvo mayor interacción en Rusia, al grado de que en su perfil de Twitter el mediocampista de Pachuca publicó fotografías con el defensa que ahora jugará en Monterrey.

Erick fue, junto con Javier Aquino y los dos porteros, Alfredo Talavera y Jesús Corona, de los únicos elementos que no tuvieron minutos en el Mundial de Rusia 2018. Gutiérrez es el más joven de los cuatro jugadores y también quien llegó a la Copa del mundo resultado de la lesión de Diego Reyes, por lo que su presencia en el plantel estuvo en incertidumbre hasta una semana antes del inicio del torneo.

¿De qué sirve asistir a un Mundial de futbol si no vas a jugar?

Juan Carlos Osorio respondió a esa pregunta desde el momento en que Erick estaba en la lista preliminar de 28 elementos con los que inició la concentración final para el mundial y dijo: “Él juega en el perfil natural de volante mixto interior por la izquierda, como Andrés Guardado, él debe ser el reemplazante natural de Andrés a futuro”.

Gutiérrez es el único futbolista de campo que no tiene experiencia mundialista, porque Javier Aquino, que tampoco participó en los cuatro partidos del equipo, entró de cambio en el partido de octavos de final ante Holanda en el mundial de Brasil 2018, en donde participó 21 minutos.

“Sin duda, la experiencia se gana aun sin jugar. Es parte importante del desarrollo futbolístico también ser parte del grupo que va al mundial, vivir los ambientes, los estadios, los viajes, la presión, la victoria y la derrota, incluso en los entrenamientos, ya que es algo que no vivirás en ninguna otra parte más”, dice Manuel González, periodista mexicano para DPA.

Erick vio cómo después del juego ante Alemania, Hirving, su amigo, se detenía cada cinco pasos para responder a las sensaciones después de su primer gol mundialista.

También salió en el grupo de Carlos Vela, Jonathan, Giovani dos Santos y Jesús Gallardo, cuando en el segundo triunfo mundialista ante Corea, el ambiente estaba más relajado y no había excusas para dar declaraciones, pero ellos esperaron mientras sus compañeros respondían ante los medios para pasar apresuradamente el pasillo de zona mixta.

En la derrota, dejó que Lozano saliera solo, con la tristeza de la eliminación y dejando que viviera el duelo.

Futuro es la apuesta y aprendizaje el rol que asumió Erick Gutiérrez durante el Mundial de Rusia 2018, porque hasta antes de la lista preliminar no estaba ni siquiera entre los 30 jugadores que más convocatorias y participación tuvieron en el proceso de Juan Carlos Osorio. Fueron dos partidos, 105 minutos, las únicas oportunidades que el dio el técnico colombiano al mediocampista de Pachuca, pero le ganó el último sitio para asistir a la Copa del mundo a Jesús Molina, José Juan Vázquez y Jorge Hernández, porque su juventud y experiencia en el campeonato mundial son, para el técnico de la Selección, indispensables para su desarrollo.

“Se aprende de todo, del entorno para estar listo cuando le toque estar en un estadio en plena efervescencia, porque en el mundial se ve más que nunca —aunque estés en la banca— se ve en el campo, el desempeño de los futbolistas en el más alto nivel en el plantel”, señala César Huerta Salcedo, periodista de AS México.

•••

Theo Walcott debutó con la selección de futbol de Inglaterra 45 días antes del debut del equipo en el Mundial de Alemania 2006. Se convirtió en el jugador más joven en jugar para el equipo nacional que, para entonces, tenía 17 años y 75 días.

Un partido en la selección mayor fue la justificación para iniciar con su proyección como crack mundial y motivó a que Sven Goran Eriksson lo incluyera en la lista final de 23 jugadores para la Copa del mundo. Era la primera vez que Inglaterra llevaba a un menor de edad a un campeonato mundial.

Patrick Jennings, periodista de la BBC, dice que si bien para el delantero inglés fue la primera gran experiencia que tuvo con la selección, y que el proyecto era consolidarlo y que se convirtiera en el referente del equipo inglés, no siempre los planes resultan como esperaban. En Alemania 2006, Theo no jugó ningún minuto de juego, porque los atacantes de aquel mundial eran Michael Owen, que cuatro años antes fue la sensación del equipo a los 22 años, y Wayne Rooney, que asistía a su primer mundial con 20 años.

La fórmula del niño genio en un mundial parecía que le daba resultados a los ingleses, al menos en cuanto al desarrollo de los jugadores, porque la selección no superó los cuartos de final en los mundiales de Corea-Japón y Alemania.

“Supongo que sigue siendo una buena experiencia para jugadores jóvenes o inexpertos, incluso si no juegan. Aunque, por supuesto, dependería de la persona. Para Theo Walcott, tal vez, fue una buena experiencia de aprendizaje, pero también es cierto que nunca progresó completamente en su carrera, como muchos pensaban que lo haría”, indica el periodista inglés.

En selecciones como la inglesa o brasileña, hay jugadores que saben que no tendrán oportunidad de asistir a otro mundial, porque la competencia es más difícil y existen más jugadores en ligas importantes. Así lo considera Renato de Alexandro, periodista brasileño de Globo, quien dice que sólo en caso de una lesión o una suspensión, jugadores como Taison y Fred podrán jugar por Willian o Philippe Coutinho, por lo que Rusia 2018 será su única experiencia mundialista.

Sin embargo, a jugadores que juegan en grandes equipos como Marquinhos que milita para París Saint-Germain, “la experiencia del mundial, aunque no juegue, le ayudará mucho, es importante para él, sobre todo porque puede ver y convivir con jugadores muy importantes como Thiago Silva y Miranda”, dice el periodista.

•••

Un par de horas después de que México cayó eliminado ante Brasil en el Mundial de Rusia 2018, comenzaron a surgir listas de jugadores que por edad ya no llegarían al mundial de Qatar 2022. Andrés Guardado incluso mencionó tras concluir el partido le toca “analizar bien, con cabeza fría lo que viene, el futuro de la Selección, el futuro de muchos de nosotros seguramente”.

A qué se refería, a que él tendrá 36 años en el próximo mundial y jugadores como Javier Hernández, Carlos Vela, Giovani Dos Santos ya tendrían 34 años de edad.

También surgieron las proyecciones de jugadores que todavía no han llegado a la selección mayor, como Raúl Gudiño, Diego Lainez, José Macías, Uriel Antuna, entre otros. Erick Gutiérrez que para Qatar 2022 tendrá 27 años, aunque no sumó ningún minuto en el mundial de Rusia, ya tendrá la experiencia mundialista.

•••

Osorio optó por sus creencias

La apuesta de Juan Carlos, seleccionador mexicano, fue congruente con su estrategia, pero no con la continuidad que tuvieron en sus clubes los 23 futbolistas

Moscú. Juan Carlos Osorio respetó sus ideales y filosofía de futbol cuando apostó por nueve de los 11 jugadores que más minutos tuvieron en Rusia 2018 que participan en ligas extranjeras, no necesariamente de Europa. De aquel mensaje que dio cuando anunció la lista de 28 preseleccionados al Mundial, indicó que serían los futbolistas con mayor participación y trascendencia en sus clubes por los que apostaría en la Copa del mundo.

Después de la derrota ante Brasil, que dejó nuevamente a la Selección Mexicana en la fase de octavos de final, el técnico colombiano hizo un análisis de lo que le hacía falta al equipo nacional para superar la etapa donde ha quedado eliminado los últimos siete mundiales: “es un proceso en donde se debe buscar tener a más jugadores mexicanos en Europa y compitan, como sí lo hacen los brasileños en las mejores ligas y en los mejores equipos del mundo y seguramente la condición va a mejorar en ese aspecto”.

En Rusia 2018, todos los jugadores que participan en clubes extranjeros tuvieron participación en el torneo, los únicos dos jugadores de campo, es decir, sin tomar en cuenta a los porteros, que no sumaron minutos en la Copa del mundo fueron Javier Aquino y Érick Gutiérrez, ambos juegan para Tigres y Pachuca, respectivamente.

La apuesta de Osorio fue congruente con su estrategia, pero no con la continuidad que tuvieron los 23 futbolistas que acudieron al Mundial en sus clubes durante la última temporada, según una revisión realizada por El Economista.

Los 14 seleccionados que participaron durante la campaña 2017-2018 en equipos extranjeros tuvieron un promedio de participación de 14 juegos en todo el año y 1,664 minutos cada uno. La proporción de minutos en cada juego indica que los jugadores en ligas extranjeras participaron en cada uno de los 14 juegos una media de 69 minutos. El análisis sólo incluye la participación de los seleccionados en sus clubes en el torneo de Liga, no incluye torneo de copa o internacionales, porque no todos los jugadores disputan ese tipo de competencias, tanto en las ligas extranjeras como en México.

Sólo Jesús Gallardo (335 minutos en Rusia 2018) y Edson Álvarez (267) fueron los jugadores que participan en equipos de la Liga MX y que se encuentran entre los 11 que más minutos sumaron durante el Mundial de futbol.

El resto de los que más participación tuvieron participan en ligas extranjeras, y son: Guillermo Ochoa, Héctor Herrera y Carlos Salcedo como los únicos que jugadores los cuatro partidos completos de Rusia 2018; le siguen Javier Hernández (330), Hirving Lozano (317), Carlos Vela (315), Miguel Layún (313), Andrés Guardado (303) y Héctor Moreno (270).

A pesar de la apuesta del técnico colombiano de darle más oportunidad y minutos a los futbolistas que vienen de ligas extranjeras, y aunque no tuvieron mucha actividad, como Héctor Moreno que tiene 947 minutos y 14 partidos sólo contando la Liga local, los nueve seleccionados que jugaron la última temporada en la Liga MX y asistieron al Mundial lo hicieron con un ritmo de participación de 31 juegos y 2,680 minutos como promedio; lo que representa que jugaron al menos 86 de los 90 minutos de los juegos en los que participaron con sus clubes.

Es decir, aunque los jugadores que juegan en México llegaron al Mundial con más ritmo de competencia y experiencia, dado la cantidad de minutos que acumularon, Juan Carlos Osorio apostó por los futbolistas que juegan en ligas extranjeras, aunque no todos tuvieron regularidad o marcaron una diferencia en sus clubes.

Por ejemplo: Hugo Ayala jugó dos partidos en el Mundial, ante Alemania y Brasil, este último por la suspensión de Héctor Moreno. El defensa de Tigres fue el jugador con más minutos con su club de los 23 seleccionados, con 40 partidos y 3,504 minutos tan sólo en el torneo local.

En tanto, Raúl Jiménez que fue considerado suplente en Benfica, donde sumó 33 partidos pero apenas 968 minutos, es decir, en cada juego que participó le daban 30 minutos en promedio.

Además, Jonathan y Giovani Dos Santos, Jesús Manuel Corona y Marco Fabián tuvieron al menos unos minutos de participación con la Selección Mexicana en Rusia, superan los minutos que tuvieron Oribe Peralta, que entró en el tiempo de compensación del juego ante Suecia, así como de Javier Aquino, Érick Gutiérrez y los porteros Alfredo Talavera y Jesús Corona, que no sumaron minutos en la Copa del mundo.

[email protected]