Un gol agónico de Winston Reid en tiempo de descuento le dio el martes a Nueva Zelanda el empate 1-1 contra Eslovaquia y dejó todo parejo en el Grupo F del Mundial.

Los kiwis anotaron en la última jugada del partido, en el tercer minuto de descuento, cuando Reid batió el arco eslovaco al cabecear un centro Shane Smeltz.

Esta es una noche especial para mi, no podría estar más orgulloso'', comentó el técnico de Nueva Zelanda, Ricki Herbert. Creía que el primer partido era una buena oportunidad para conseguir algo y hubiese estado defraudado con una derrota después de conceder un gol así''.

El entrenador de Eslovaquia, Vladimir Weiss, señaló que sus jugadores quedaron cabizbajos después de dejar escapar el triunfo.

Esta es una pequeña tragedia deportiva para nosotros'', comentó. Fuimos el mejor equipo durante todo el partido. Es una lástima que no aprovechamos nuestras oportunidades .