Pachuca.- Jordan Pickford se lanzó hacia su lado izquierdo, hizo una gran atajada, la segunda de la tanda de penales, comenzó a transformarse de villano a héroe y dejó todo puesto para que Nathaniel Chalobah superara al arquero argentino y le diera el triunfo 4-2 en penales (5-3 global) a Inglaterra, que obtuvo su pase a los cuartos de final del Mundial Sub 17, fase en la que se medirá ante Alemania, que superó 4-0 a Estados Unidos.

Ayer el guardameta inglés muy temprano estaba entregando a sus compañeros, escupiendo una pelota de rutina al 12’, obsequio que aprovechó Maximiliano Padilla, quien solo, de bajo del arco, empujó el balón a las redes, poniendo contra las cuerdas a su Selección.

Para su fortuna, a seis minutos del descanso, Raheem Sterling puso el 1-1, luego de mandar un disparo lejano, raso, cruzado, que nadie pudo cortar y que se incrustó en el arco argentino, pegado al segundo palo.

A partir de ese momento el juego se vino abajo, quizás por la constante lluvia y la baja temperatura, dejando los 45 minutos del complemento sin nada que contar, para definir desde los 11 pasos su pase a los cuartos de final, en una serie en la que Jordan Pickford se vistió de héroe e hizo olvidar su pifia.

Y es que mientras sus cuatro compañeros que dispararon anotaron, él se encargó de detener el tercer y cuarto envío argentino, dándole más que medio pase a sus compañeros, que al final de su heroica actuación fueron abrazarlo, mientras el Hidalgo lo ovacionaba.

De la mano de su arquero, Inglaterra se metió a cuartos y enfrentará a los alemanes.