El DT nipón Takeshi Okada asumió la noche del martes toda la responsabilidad por la derrota que sufrió Japón ante Paraguay (5-3 en penales, tras igualar 0-0), en octavos de final del Mundial.

"Soy responsable por no haber conseguido la victoria. No puedo dar más detalles. Cuando miro lo que podría haber hecho para ganar y lo comparo con lo que hice, entonces veo que como entrenador no logré lo que quería", dijo en rueda de prensa en el estadio Loftus de Pretoria.

Al pedírsele más precisiones, juzgó que "debía hacer insistido en decir a mis hombres que buscaran la victoria, que jugaran para ganar y eso es lo que único que se me ocurre de pronto".

"No hemos jugado el futbol que queríamos. Queríamos sorprender al mundo, queríamos ganar y sorprender, pero no pudimos hacerlo", declaró el seleccionador de los Samuráis Azules.

Japón nunca pudo entrar en cuartos de final de un Mundial y Paraguay lo logró por primera vez en la historia.