Un cambio de conducta notable. Primero, Lionel Messi generó polémica en su patria Argentina por no cantar el himno nacional en los partidos de la Copa América hasta que decidió hacerlo hasta los cuartos de final en el partido contra Venezuela.

Ese día, la victoria de la albiceleste fue mencionada por los medios de comunicación con el detalle de que el capitán de la selección sorprendió al público al entonar efusivamente las estrofas de la “Canción Patriótica”.

Al final del partido, Messi fue cuestionado en zona mixta sobre la elección de cantar el himno y contestó riendo: “Hoy tenía ganas de cantarlo, y lo canté”.

Previo al comienzo de la Copa América, Messi se abrió para hablar sobre temas personales, entre ellos, mencionó a su hijo Thiago y aspectos de su paternidad.

“Las derrotas siempre duelen, pero las asimilo de otra manera. Cuando nació Thiago entendí que las prioridades eran otras y no el resultado de un partido”, dijo en una entrevista para Fox Sports Radio.

El Messi de Rosario, Argentina, ha cambiado. Durante los últimos meses se nota en la forma en que maneja su imagen, alejándose del personaje reservado y políticamente correcto, para abrirse al público y dar a conocer cómo es más allá del futbolista.

“La imagen de Leo Messi está evolucionado. Antes era criticado por no ser cercano a los niños y afición. Ahora ha llevado este cambio paulatinamente, desde un poco antes del Mundial para acá. Empezó a ser más evidente su disposición a convivir con la afición. Inclusive su hijo ya se volvió un personaje muy exitoso. Creo que está siendo más auténtico”, explicó a El Economista Ángel Palma, director de la agencia Total Match.

¿Por qué el cambio de imagen durante un torneo con Argentina y no con Barcelona?

En su carrera con la selección, Messi logró la medalla de oro olímpica en el 2008 y el Mundial sub 20 en el 2005. Después de sus éxitos en divisiones menores, llegó a la final del Mundial 2014 y de dos copas América, pero en las tres perdió. Son sucesos que lo involucraron como el principal responsable por los medios de comunicación y aficionados en su país, que lo culpan por haber logrado 34 títulos con Barcelona y ninguno con la selección mayor de Argentina.

“Esa deuda que los argentinos sienten con Messi es un asunto que lo presiona demasiado y genera un entorno muy diferente al que tiene en Barcelona. Su reciente comportamiento puede buscar acercarse un poco al público argentino. Ya que prácticamente ha vivido toda su vida en España y ni siquiera jugó en la Superliga Argentina”, comentó a este diario Francisco San José, catedrático en Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

Actualmente, la agencia encargada del futbolista es Leo Messi Management, que se enfoca principalmente en manejar asuntos profesionales del futbolista, dando a conocer comunicados oficiales. Cuando se vio envuelto en un fraude fiscal, mediante dicha cuenta se brindó información oficial respecto a Messi.

En redes sociales, Instagram es donde más activo se encuentra, con publicaciones de imágenes sobre el futbolista en partidos o entrenamientos, en ocasiones sobre su esposa e hijos. En Facebook, maneja contenido muy similar a Instagram. Mientras que en Twitter su cuenta oficial es Team Messi, que no es manejada por él, y se enfoca principalmente en sus actividades relacionadas con patrocinadores, por lo que nunca se ha visto que dé una opinión personal.