El draft que se efectuó de cara al torneo de Clausura 2017 es el régimen de transferencias en el que más dinero se ha invertido en la historia del mercado invernal del futbol mexicano, de acuerdo con la base de datos de El Economista. Con 483 millones 840,405 pesos, en el mercado de piernas que se efectuó por primera ocasión en Toluca, ciudad a la que se mudó la FMF, se ha sentado un nuevo precedente tras registrarse 46 operaciones, de las cuales 14 fueron definitivas.

Antes, el régimen que se efectuó para el Clausura 2015 fue el que más dinero había invertido con 403.1 millones de pesos. Para el Clausura del 2016, el fichaje más importante fue el de Carlos Gullit Peña a Chivas, por quien pagaron 8 millones de dólares para que León se animara a soltarlo y todos los clubes gastaron en total 390 millones de pesos.

El draft invernal más austero fue el que se presentó previo al Clausura 2010, donde la inversión fue de 155.7 millones de pesos.

Chivas y Pizarro protagonizaron la transacción más cara

Guadalajara, que de cara al Clausura 2016 a la fecha ha gastado 35 millones de dólares para hacerse de los servicios de Gullit Peña, Juan José Vázquez, Alan Pulido y Rodolfo Pizarro, por quien pagaron 12 millones de billetes verdes para que se oficializara su compra al Pachuca, volvió a cimbrar el mercado para poder complacer a Matías Almeyda, quien necesitaba cubrir la baja de Carlos Peña, quien fue cedido al León.

Se habla de que el Rebaño pagó 5 millones a Grupo Pachuca, pero completó la transacción cediendo los derechos federativos de su canterano Víctor Guzmán a los tuzos (ya jugaba ahí), además de que prestó al León a su arquero José Antonio Rodríguez.

Atlas, que quiere regresar a una Liguilla, invirtió 5.6 millones para llevar a su plantel a Matías Alustiza y a Fidel Martínez, ambos elementos de zona ofensiva.

Equipos en zona de descenso abrieron la cartera

Veracruz, penúltimo de la tabla porcentual, a dos puntos de distancia de Monarcas, llegó decidido a invertir y por ello pagó 5.4 millones de dólares para comprar de manera definitiva a Fredy Hinestroza, Julio Furch, Martín Bravo y Kristian Álvarez, siendo Furch la incorporación más cara con una carta de 2.4 millones. Además, a préstamo llegan al cuadro del maestro Carlos Reinoso Marcelo Alatorre, Ángel Reyna y Eduardo Herrera.

Monarcas no decidió comprar pero sí se reforzó mediante préstamos. El equipo que será dirigido por Pablo Marini trató de fortalecer sus líneas con las incorporaciones de Emanuel Loeschbor , Gerardo Rodríguez, Aldo Rocha, Rodolfo Vilchis y Mario Osuna.

Jaguares, antepenúltimo en la clasificación que define el descenso, logró saldar sus adeudos y pudo llevar al menos a dos mediocampistas a sus filas en calidad de préstamo. Lucas Silva y Aldo Leao serán quienes se muden a Chiapas para ponerse bajo las órdenes de Sergio Bueno.

Puebla y Cruz Azul están un poco más lejos de los últimos sitios de la porcentual, pero igual trataron de mejorar sus plantillas. Los de la Franja con la compra de la carta de Jerónimo Amione (600,000 dólares), y con la renovación del préstamo de Carlos Orrantia. La Máquina, por su parte, compró la carta de Gabriel Peñalba (1.2 millones de dólares).

carlos.herrera@eleconomista.mx