Apenas hace un par de años, la idea del dopaje genético parecía algo demasiado lejano. Hoy, a pedaleadas, zancadas, brazadas y de muchas otras formas, la realidad ha alcanzado aquel temible futuro que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) veía venir.

Doparse o no ya no es la interrogante, sino más bien el mejor método para hacerlo sin ser sorprendido. Es una realidad que en eso trabajan las instituciones, sin embargo, cada día, nuevos métodos de mejorar el rendimiento deportivo se crean, evolucionan incluso, más rápido que los mecanismos de detección que resultan ineficientes para las drogas más innovadoras.

Es el caso de sustancias como el AICAR y TB-500 o el dopaje genético el cual, según los archivos de la Fundación Miguel Indurain es la introducción de material genético (ADN, ARN, células alteradas genéticamente) en el organismo o en las células del organismo humano por medio de virus, complejos no víricos o por trasplantes de células humanas modificadas, para inhibir o estimular la producción de sustancias que están relacionadas con una enfermedad y ha significado un dolor de cabeza para la WADA.

El AICAR, sustancia que salió a la luz en el Tour de Francia del 2009 y que, de acuerdo con expertos, es un agente, un aminoácido que mejora la utilización de las grasas como fuente de energía lo cual engaña al músculo haciéndole creer que se ha entrenado regularmente y a diario sin haberlo hecho. Se le llama por ello píldora del ejercicio.

En tanto, el TB-500 (timosina beta cuatro) es una proteína que es utilizada principalmente en los caballos y que ayuda a disminuir los mediadores de la inflamación, con lo cual se tiene una recuperación más rápida. Por eso es llamada la droga milagrosa en el ciclismo.

Pero la mejor característica de ambas es que son sustancias que el organismo humano produce naturalmente, por lo cual es muy difícil que un control antidopaje pueda detectar su uso.

Del mismo modo la tecnología para encontrar sustancias dopantes en el organismo humano es insuficiente en casos como el EPO, pues a decir de Mario Thevis, especialista en dopaje, los análisis de sangre no eran suficientes pues hay más de 100 variantes de EPO, dijo en marzo pasado en la conferencia Tackling doping in Sport 2012 .

Y no lo son. Hoy no existe una manera de detectar fármacos experimentales como el HRP-2, una variante de la hormona de crecimiento que es invisible aún en los exámenes antidoping y en la que se investiga al respecto para encontrar el métido de detección.

Las dudas sobre el dopaje genético

Si bien es un secreto a voces que el dopaje genético es una de las nuevas herramientas para mejorar el rendimiento en el deporte competitivo, lo cierto es que es la dificultad para detectarlo es una de las principales preocupaciones de la WADA.

Y es que, por ejemplo, según un artículo publicado en la revista Nature, la mitad de los atletas euroasiáticos y 85% de los africanos cuenta, de manera natural, con al menos una copia del alelo 577R, una variante del gen ACTN3 que es el llamado factor del sprint , por lo que los niveles de este alelo estarán siempre altos en los atletas que cuenten con esa genética y no necesariamente deberán estar dopados para generar dichas sustancias.

La nueva lista de sustancias prohibidas

La Agencia Mundial Antidopaje publicó la lista de sustancias prohibidas para 2013, que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año y contempla dentro de los métodos prohibidos cualquier tipo de manipulación de sangre y componentes sanguíneos.

Según un comunicado de la Agencia, dado a conocer hace un par de semanas, el texto introduce diversas aclaraciones en relación al del presente año. Concreta la definición de dopaje genético y realiza precisiones en su sección sexta sobre estimulantes.

La WADA explicó que ante el uso creciente del analgésico tapentadol , ha sido incluido en el programa de seguimiento de 2013 como narcótico en competición y que a petición de la Confederación Mundial de Petanca (CMSB), la Federación Internacional de Bolos (FIQ) y la Unión internacional de Motonaútica (UIM), los betabloqueantes dejan de estar prohibidos en estos deportes.

Doparse o no ya no es la interrogante, ahora se busca saber cuál es el método de novedad que ocupan para lograrlo.

Lance Armstrong no viene a México

World Business Forum Mexico 2012 anunció en un comunicado del retiro de Lance Armstrong de su programa de conferencistas, donde se presentaría el 15 de noviembre.

Una de las razones de ser de WOBI es promover los más altos estándares en ética y responsabilidad social (...) Independientemente del rumbo que tomen las investigaciones, la permanencia de Armstrong en la alineación de speakers podría mandar un mensaje confuso en ese sentido, por lo que la empresa ha decidido retirarlo del evento se lee en la parte sustancial del comunicado.Nuevas métodos dopantes

AICAR

Es un aminoacido que mejora la utilización grasas como fuente de energía, lo cual engaña al músculo haciéndole creer que se ha entrenado regularmente.

TB-500

Proteína utilizada en caballos que ayuda a disminuir los mediadores de la inflamación, se tiene una recuperación más rápida.

HRP-2

Una variante de la hormona de crecimiento que es invisible aún en los exámenes antidoping.

[email protected]