Una vez más, Monterrey decepcionó a su afición tras quedar eliminado en la fase de repechaje de la Liga MX ante el Puebla, un equipo con el que tenía nueve puntos de diferencia en la tabla general y al que supera por más de 50 millones de euros en valor de nómina.

El entrenador Antonio Mohamed aún no fue cesado, pero su fracaso del 2020 es parte de otros traspiés del club en los últimos años.

La final más dolorosa

El 10 de diciembre del 2017 es imborrable para los fanáticos del futbol en Nuevo León, pero el lado negativo es para Rayados tras perder el título ante Tigres en cancha propia (3-2) y perder la oportunidad de romper una sequía de siete años sin título.

El estadio maldito

Llegó a la final de Copa MX contra Cruz Azul en el torneo Apertura 2018 y la perdió en  casa, para sumar su quinta final perdida en el Estadio BBVA desde que fue inaugurado en el 2015, incluyendo dos de liga (ante Pachuca y Tigres).

Altas y bajas sin convencer

El repechaje exhibió al portero Hugo González, quien regresó este torneo para suplir a Mauricio Barovero, fundamental en el 2019 para la obtención de los campeonatos de liga y Concacaf. La afición también recrimina la salida de Vangioni.

Sin técnico ideal

Antonio Mohamed volvió al banquillo de Rayados con altas expectativas después de un año de ausencia en el que Diego Alonso ganó la Concachampions, pero no la liga. ‘El Turco’ cumplió con el campeonato del Apertura 2019 pero tuvo un 2020 desastroso con más derrotas que victorias (9-8).

Un 2020 de “fracaso”

Así lo calificó Duilio Davino, presidente deportivo, tras la caída en el repechaje, que recordó el bajo rendimiento durante el torneo Clausura, en el que no ganaron un solo juego de 10 disputados.

fredi.figueroa@eleconomista.mx