Acapulco, Gro. La edición 2019 del Abierto Mexicano de Tenis significó un reto importante por no contar por primera vez con el apoyo del gobierno federal. Sin embargo, el soporte del gobierno estatal y municipal se mantuvo al margen con el torneo.

“La inversión privada en cualquier ciudad es motivo para celebrar, pero en Acapulco lo es aun más, cuando un empresario decide organizar un negocio en este municipio es una clara muestra de confianza hacia Acapulco y hacia Guerrero, hacia su gobierno. Esta inversión para el complejo tenístico representa mucho para el gobierno al que represento, por lo estoy seguro de que el Abierto de Tenis es y seguirá siendo el evento deportivo más importante de México”, señaló la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, ante los medios de comunicación.

Raúl Zurutuza, director del torneo, destacó que la edición del 2019 fue la mejor en su historia en cifras de asistencia. Sin contar la final del sábado en la noche que es cuando más personas asisten, se tenía un número estimado de 60,000  fans en la semana del evento, superando al año 2018 cuando se dieron cita 64,000 personas.

Además de que por primera ocasión, el lunes y martes se vendieron todos los boletos disponibles.

La buena relación con el gobierno estatal se hizo notar con el reconocimiento que  la presidenta municipal y el secretario de turismo de la entidad, José Luis Basilio Talavera, hicieron al presidente de Grupo de Pegaso, Alejandro Burillo Azcárraga, por su contribución a la promoción al puerto turístico guerrerense, con la organización del certamen tenístico.

Un mes antes del inicio del torneo, la revista Proceso informó que el apoyo del estado al torneo por segunda vez consecutiva sería de 20 millones de pesos.

En esta edición informaron avances y fecha del estreno del complejo tenístico, con valor de 8 millones de dólares, como resultado de la negociación entre Grupo Pegaso y Mundo Imperial.

El estadio tendrá un aforo para 9,731 espectadores, que será inaugurado en el 2020.

Sobre la derrama económica que involucra el torneo para el estado de Guerrero y la ciudad de Acapulco, Zurutuza comentó que la idea es volver a ser un producto de interés para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“La idea es demostrar al gobierno que somos un torneo sano económicamente y no estamos cerrados a que vuelva el apoyo, por lo que planeamos poner nuestros argumentos en la mesa e intentar recuperarlo”. Este diario dio a conocer el pasado 24 de febrero que la falta de apoyo del gobierno federal representó un hueco económico de 10 millones de pesos que se inyectaban al torneo ATP 500 a través de la marca México.

Zurutuza mencionó a este diario que al no contar con el apoyo de la marca México, la inversión por parte de los patrocinadores fue muy relevante para Mextenis, que para este año sumó a la marca de mochilas Tummy, con un acuerdo de 1 millón de pesos; y por otro lado renovaron con Mazda, uno de los principales patrocinios del torneo, que aportó 155,000 dólares.

Para la edición del 2019, los patrocinadores del torneo fueron: Telcel, HSBC, el gobierno del estado de Guerrero, Riviera Diamante Acapulco, Mazda, Sears, Caliente, Martí, Emirates, Ultra, Rado, Adidas, Cinemex, Samsung, Tumi, Usana, Wilson, La Costeña, Gatorade, Pepsi, Boost, Epura, Tane, Hertz, Seguro x Kilómetro, Nickelodeon, TechnoGym, ESPN, MedioTiempo, Quién, Imagen, PM Steele y la Secretaría de Turismo de Acapulco.