Playa del Carmen. El día fue largo al tener que disputar 36 hoyos, pero llegó la primera victoria en el PGA Tour para Patton Kizzire en el OHL Classic at Mayakoba. El golfista estadounidense admitió que estuvo nervioso, pero logró mantener el liderato en la última ronda. Y añadió que Rickie Fowler lo hizo trabajar arduamente en “una gran batalla”.

“He estado en otras ocasiones en situaciones difíciles y el recordar esto fue lo que me sirvió para continuar en la pugna”, indicó Patton.

Fowler acortó la diferencia en los últimos hoyos, para concluir con una diferencia de uno bajo par. Ambos concluyeron la cuarta ronda, con 67 golpes, cuatro bajo par. Kizzire registró un acumulado de 267 impactos, 19 bajo par.

Tras obtener el triunfo, Patton fue muy discreto con su celebración, ya que apenas se le dibujó una sonrisa en el rostro. Pero aclaró que tras el último golpe estaba buscado a su caddie para abrazarlo y  reconocer su trabajo.

“él ha sido gran parte de mi éxito”. Asimismo, aceptó que después del último golpe no sabía qué hacer, “fue una experiencia surreal”.

Fue la segunda edición que disputó del torneo en el Campo de Golf El Camaleón. El jugador originario de  Montgomery, Alabama, mencionó que a diferencia de otros años, ahora cuenta con más experiencia, la cual “es muy importante y no se puede remplazar con nada. He estado en la contienda muchas veces y he podido tener buenos torneos para poder acumular estos buenos cierres y superar muchas adversidades”.

Tras lo logrado, Kizzire toma el primer lugar en el Fedex Cup y aseguró su lugar en el Masters de Augusta.

Indicó que la victoria le da la confianza que ocupará en su carrera y aclara que sigue siendo el mismo jugador, pero se va de México con un currículum diferente.

El ahora campeón del OHL Classic at Mayakoba describió que cuando llegue a su casa se tomará un tiempo para hacer planes y confía en que ahora serán muchas cosas buenas las que sucederán. El triunfo se lo dedicó a su familia, su esposa, a las personas que están a su alrededor.

“Son diferentes los obstáculos que se tienen que sortear para llegar al PGA Tour, yo soy una persona que nunca se da por vencida y trato de creer en mí”, declaró el golfista estadounidense.

•••

Abraham Ancer fue el jugador mexicano que mejor lugar ocupó en el torneo al concluir en la novena posición, empatado con otros cinco jugadores, con un acumulado 273, 11 bajo par.

“Fue un torneo muy peleado, jugué muy sólido el fin de semana y estoy muy contento de jugar aquí en Mayakoba. En un torneo bueno, en el que apenas pasas el corte, puedes tener dos rondas buenas puedes subir mucho, nunca me di por vencido y seguí adelante”, declaró Ancer.

En tanto, Roberto Díaz y Óscar Fraustro concluyeron en el sitio número 25 y Carlos Ortiz concluyó en la posición 45. Díaz mencionó que se sentía “contento por el resultado y será una forma para agarrar confianza”.