Sinaloa es el único estado del país que se ha mantenido con las puertas abiertas al deporte pese a la pandemia: en un lapso de 20 semanas, ha recibido aforos en 170 partidos de tres torneos (uno de ellos, incluso, internacional) en los que han participado alrededor de 944,000 personas.

Fue el 15 de octubre cuando Sinaloa reabrió sus puertas al deporte a través del beisbol. Ese día, los Tomateros de Culiacán y los Cañeros de Los Mochis debutaron en casa en la temporada 2020-21 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), cuando el semáforo epidemiológico ponía a la entidad en color naranja.

Desde entonces, hasta el 26 de febrero de 2021, han transcurrido 20 semanas con 170 encuentros: 146 de la LMP, 18 de la Serie del Caribe (beisbol) y seis más de la Liga MX (futbol de Primera División), incluyendo el duelo de este viernes entre Mazatlán FC y Gallos Blancos de Querétaro.

Durante estos cuatro meses y medio (de octubre a febrero), Sinaloa se ha mantenido entre amarillo y naranja del semáforo epidemiológico por Covid-19, con 10 semanas para cada color. No ha estado en rojo ni en verde durante dicho periodo.

Del día del primer partido de los Tomateros y de los Cañeros al 24 de febrero de 2021 se registraron 13,477 nuevos contagios en el estado, que representan el 40% del total de casos que ha tenido Sinaloa desde que empezó la pandemia (33,701, con corte al 24 de febrero). Es decir, dos de cada cinco sinaloenses se han contagiado durante el periodo de partidos con público tanto en el futbol como en el beisbol.

“Debido a la intensa actividad del coronavirus en México, y en particular del estado en cuestión (Sinaloa), sorprende que se permitan eventos masivos con público. No es tanto el riesgo del público en exteriores, que lo hay cuando tienen una estrecha relación, sino tan solo el transporte, el cómo llegan ahí (a los partidos), eso también significa alto riesgo”, señala el epidemiólogo Alejandro Macías a este diario.

Los equipos que han recibido aforos son: Mazatlán FC (Liga MX), Tomateros de Culiacán, Venados de Mazatlán, Cañeros de Los Mochis y Algodoneros de Guasave (LMP y Serie del Caribe). Los seis partidos de futbol se han disputado en octubre (2), enero (2) y febrero (2), mientras que los de beisbol fueron de octubre a enero por parte de la LMP y durante los primeros días de febrero en la Serie del Caribe.

Solo por parte de la Liga MX, se ha permitido el acceso a 31,973 fans; el aforo máximo fue el 8 de enero en el duelo entre Mazatlán y Necaxa de la jornada 1 del Guardianes 2021, con 7,049.

En ese mes, Sinaloa tuvo su cuarto día con más contagios a lo largo de la pandemia: el 20 de enero, con 302 casos, apenas 12 días después de dicho partido de futbol y 10 días después de los cuartos de final de la LMP, donde participaron Algodoneros, Venados y Tomateros (campeones). La última vez que Sinaloa registró más de 300 casos en un día había sido el 5 de octubre.

La Serie del Caribe permitió aforos máximos de 45%, que de acuerdo a la capacidad del Estadio Teodoro Mariscal, habrían permitido a un total de 6,400 aficionados; sin embargo, de acuerdo a reportes de ESPN, las entradas fueron de entre 5,157 y 6,509, por lo que si se toma un promedio de 6,000 durante los siete días de actividades, alcanzaría 42,000 personas a lo largo de todo el certamen.

Por su parte, la LMP permitió aforos de 40% en los estadios de Guasave (4,200), Los Mochis (4,500), Culiacán (8,400) y Mazatlán (6,400). En fase regular se jugaron 131 partidos en estas sedes, que calculados con los máximos aforos permitidos, suman 763,200 aficionados, mientras que en playoffs se jugaron 15 partidos entre Guasave, Mazatlán y Culiacán. De acuerdo a sus aforos máximos, se estima una asistencia de 107,400 aficionados más. Es decir, en total de la temporada 2020-21, la LMP habría recibido 870,600 aficionados en los cuatro estadios sinaloenses.

Al sumar dichas cantidades de la Liga MX, LMP y Serie del Caribe, Sinaloa habría recibido a un total de 944,573 personas en 20 semanas de aforos abiertos en cuatro municipios: Guasave, Mazatlán, Culiacán y Ahome, en los cuales, hasta el 24 de febrero, se registran el 85% del total de contagiados del estado y el 81% de muertos, según cifras del monitoreo de Covid-19 de la UNAM.

¿Qué mensaje están dando las autoridades gubernamentales y deportivas al permitir aforos en los estadios de Sinaloa?

“No puedo juzgar intenciones o suponer que están dando un mensaje, yo lo que considero es que dadas las condiciones actuales de la actividad no es conveniente todavía abrir los aforos de los eventos masivos y, en eso, las actividades deportivas no son prioritarias. Hay que entender la desesperación de los empresarios porque están perdiendo dinero y quieren hacer sus actividades, pero en todo caso se debe privilegiar la vida y la salud”, responde el doctor Macías, quien también pertenece al nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Los precios para ingresar a estos eventos deportivos, ya sea en el beisbol o el futbol, van desde los 65 pesos para entrar a ver un partido de temporada regular de los Cañeros hasta los 28,600 por un paquete de lujo para la Serie del Caribe.

En el caso de la Liga MX, Mazatlán FC ha ofertado paquetes desde 5,500 hasta 8,000 pesos que incluyen transportación y hospedaje en hoteles de cuatro y cinco estrellas, incentivando al turismo en la ciudad cuando el semáforo epidemiológico estaba en naranja.

Cabe recalcar que en el caso del beisbol, Sinaloa fue el único estadio que recibió gente durante la temporada 2020-21, mientras que en el futbol de Primera División también Necaxa (Aguascalientes) y Chivas (Guadalajara) lo han permitido sin rebasar el 50%. Sin embargo, estos estadios solo lo han hecho dos y una vez durante la pandemia, respectivamente, mientras que Sinaloa ha sido constante en cuatro meses y medio.

Para el doctor Andrés Castañeda, coordinador de causas de salud y bienestar del colectivo Nosotrxs, el riesgo siempre va a ser una constante y “la vida tiene que continuar”, por lo que describe que siempre y cuando se sigan las medidas sanitarias “en serio”, sí es posible abrir las puertas a este tipo de eventos deportivos.

“El hecho de que sean al aire libre reduce el riesgo de contagio muchísimo. La sana distancia y que haya ventilación nunca van a ser garantía, pero sí son una muy buena manera de reducir futuros brotes. Sí es importante empezar a regresar a este tipo de eventos que fomentan la salud y además en espacios abiertos y con aforos reducidos, pero con vigilancia, haciendo recomendaciones muy puntuales a los aficionados y pidiendo la cooperación de los mismos.

“Siempre va a haber más riego si uno sale de su casa, el riesgo no es cero (en los estadios), por eso hay que monitorear. También necesitamos salir, la economía se tiene que reactivar, pero hay que hacerlo de manera inteligente y cautelosa. Hay que tomar en cuenta que el riesgo no solo es en el momento en que las personas están en el estadio, puntos de riesgo pueden ser también los baños si no hay una buena logística, porque ahí hay poca ventilación, los vestidores y el transporte de ida y vuelta”.

El especialista cita a la ciencia para señalar dos factores clave para combatir los contagios en los eventos deportivos: la ventilación adecuada y el uso de dobles cubrebocas o de uno de mayor poder, como los KN95. De igual forma, manda dos recomendaciones a los clubes:

“Si va a haber medidas en serio, primero, que hagan corresponsables a los aficionados no en el sentido peyorativo, sino que les pidan que si se sientan mal que no vayan o incluso poner una política de reembolso para que no se preocupen por no ir, y otra, el que haya apoyos para el transporte en coordinación con los gobiernos municipales o estatales; es parte de la responsabilidad de los clubes”.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, ha reiterado que la decisión de abrir el Estadio Kraken o cualquier otro recinto no depende enteramente de la liga, sino que los clubes deben obtener un certificado médico de la Secretaría de Salud de su estado que los avale. Así es como Mazatlán FC recibió el permiso para abrir este 26 de febrero ante Gallos Blancos, en lo que será el partido 170 que se celebre con público en el estado de Sinaloa desde que empezó la pandemia.

Sinaloa ocupa el lugar 20 en número de contagios de coronavirus en México con 33,701, que representa el 6.1% de los casos totales de la Ciudad de México, el primer lugar nacional. En cuanto a muertes ocupa el lugar 13 con 5,167, que representa el 18.3% de las del Estado de México, la entidad con más fallecimientos en el país.

fredi.figueroa@eleconomista.mx