La Liga Mexicana de Beisbol (LMB) planea conectar un jonrón más allá de sus fronteras. Previo al arranque de la temporada 2021 (después de un año sin actividad), Horacio De la Vega, su presidente, confirmó a El Economista el interés de expandir las transmisiones de los partidos fuera de territorio nacional, específicamente en cuatro destinos: Estados Unidos, Latinoamérica, Corea del Sur y Japón.

La internacionalización es un punto importante para la detonación comercial de la liga: “Estamos procurando trascender fronteras como nunca se había hecho, sin descuidar claramente a la afición local, que es sin duda la más valiosa. En la distribución de contenidos, estamos muy claros en que tenemos que trascender fronteras y creo que hay mercados que no se han valorado”.

Dicha distribución en América y Asia, señala, “va a hacer que la liga tenga una caja de resonancia a nivel internacional”, siguiendo con su filosofía de trabajo en este año: “Pensamos regresar muy fuertes. En el argot beisbolero: como una liga imparable”.

Sin embargo, el reto de la liga será exigente, pues el interés de los potenciales consumidores de esos países no es alto: “La liga de verano de México (LMB) tiene un perfil muy bajo en Japón, principalmente porque ningún jugador japonés de renombre compite allí”, mencionó a este diario, Jim Allen, ex columnista del diario nipón Yomiuri.

“Hay muy poca presencia del beisbol mexicano en Estados Unidos. Los partidos no se transmiten por televisión en inglés, e incluso con paquetes de cable en español, no obtienes mucho. Tengo un paquete de este tipo y de hecho obtengo más juegos de la liga de invierno (LMP) que de la LMB”, señala a este diario, Kevin Goldstein, ex ejecutivo de los Houston Astros de las Grandes Ligas y actual escritor en el blog deportivo FanGraphs.

Cabe señalar que la Liga Mexicana del Pacífico firmó un contrato de cuatro años con Sky a inicios de 2020 que le permite llegar a un aproximado de 30 millones de televidentes en el continente americano; también el año pasado, firmaron acuerdos con Arco para tener mayor proyección en Estados Unidos y con Total Play.

En un enfrentamiento directo entre la LMB y la LMP en cuanto a seguidores en redes sociales, la liga invernal es vencedora con 5.1 millones a través de Facebook, Twitter e Instagram, mientras que la de verano posee 4.3 millones. Además, la LMP recientemente tuvo la exposición de la Serie del Caribe, en la que participan seis países.

Previo al paso de las transmisiones internacionales, la LMB planea centralizar los derechos de transmisión de sus 18 equipos a partir de este 2021, buscando aumentar su alcance de cinco millones a 35 millones de espectadores y promover a los equipos más allá de su mercado local, ya que hasta 2019 solo el 43% de los clubes transmitían en cadena nacional y menos del 15% en Estados Unidos.

En sus primeros meses como presidente de la LMB, Horacio De la Vega declaró que incrementaría los ingresos de la liga hasta un 300% en 2022. En una entrevista con Forbes México, enfatizó: “No necesito ni cinco ni 10 años, necesito tres con claridad, objetivos comunes y con acuerdos con los dueños; el cambio drástico no va más allá de ese tiempo”.

El tema de la internacionalización ya había sido tocado por su antecesor, Javier Salinas: “Tenemos muy buena relación (con Japón, Corea y Taiwán). Estamos buscando hacer un convenio que abarque lo deportivo y la parte de negocios, específicamente con Japón (…) buscamos intercambios no solo de beisbol, también de negocios. Ellos hacen muy bien la parte de negocios, de mercadotecnia, y creo que nosotros tenemos que aprender de ellos”, señaló a Séptima Entrada en junio de 2019.

En ese mismo año, que fue el último en el que se jugó la temporada completa, la liga tenía acuerdos de transmisión con AyM Sports, Cinépolis, Facebook, Twitter, Sky, Dish, TV Azteca Univisión TUDN.

Asia y México tienen una amplia relación en el beisbol: a lo largo de la historia, 22 peloteros mexicanos han competido en las ligas de Japón y Corea del Sur, mientras que al menos 15 asiáticos han jugado en los equipos mexicanos. En 2020, Christian Villanueva (Japón) y Roberto Ramos (Corea) fueron los únicos peloteros nacionales en esos países.

Sin embargo, en Japón la LMP provoca más interés que la LMB, según el periodista Jim Allen: “la liga de invierno de México obtiene algunas visitas en Youtube y en redes sociales de los aspectos más destacados que involucran a jugadores japoneses. Eso podría, por supuesto, cambiar en el futuro”. En Estados Unidos, pese a ser vecino de México, el tema no es diferente.

¿El beisbol mexicano provoca un alto nivel de pasión en Estados Unidos?

“Muy poco. Realmente solo entre la población mexicana y parte de la población mexicoamericana. El futbol mexicano ha avanzado mucho más. Realmente solo los más apasionados fanáticos del beisbol están prestando atención a la liga (LMB)”, contestó a este diario, Kevin Goldstein.

El ex directivo de los Astros señaló que uno de los clubes mexicanos de beisbol más conocidos en EU son los Diablos Rojos del México, pues ha detectado aficionados con merchandising del equipo en la ciudad de Chicago.

Sobre el plan de transmitir más partidos de la LMB en dicho país, sienta otra problemática: “Siempre será difícil competir con el beisbol de las ligas mayores (MLB), de las ligas menores y el universitario. La liga coreana se transmitió aquí (Estados Unidos) la temporada pasada y le fue bien a pesar de los tiempos extraños, pero eso es solo porque la MLB cerró debido a la pandemia, por lo que fue el único beisbol que tuvimos en televisión”.

De la Vega comenta a este diario que mantiene una “muy buena interacción” con Riccardo Fraccari, presidente de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WSBC, por sus siglas en inglés), en torno a la construcción de un modelo internacional que traerá “productos distintos y muy interesantes para el beisbol mexicano”.

El sostén económico de la liga durante 2021, en la que prevén aforos de no más del 30% en ciertas plazas, serán tres puntos: “una correcta administración, a una correcta procuración de fondos y a un trabajo en equipo de todos los clubes”.

Irving Furlong, especialista en beisbol del medio Séptima Entrada, agrega que el horario sería otra complicación para las transmisiones de la LMB en el continente asiático: "Tal vez puedan tener éxito en Estados Unidos. Asia es un poco más complicado sobre todo por los husos horarios. Hace un par de años que se comenzó a tratar de establecer esta relación entre México y las ligas asiáticas, la Selección Mexicana fue a jugar dos partidos amistosos contra Japón y prácticamente, para el horario estelar en Tokio, en México eran las 4:00 de la mañana. Otro ejemplo ocurrió hace un par de meses cuando México participó en el mundial Premier12, ganan su grupo en Guadalajara de forma invicta y después van a Japón a jugar la fase final en la que el juego más temprano era a las 11:00 de la noche hora del centro de México y el estelar era a las 4:00 de la mañana".

No obstante, si la LMB logra el convenio, "sería histórico", añade, ya que "tendría una oportunidad importante expandirse a otra región en la que están acostumbrados a gastar en beisbol como es Asia. De hecho, hace poco la MLB también abrió una tienda permanente en Tokio, entendiendo la importancia que tiene este deporte dentro de la cultura de Japón". Para Furlong, el nivel deportivo de las ligas de Japón y Corea del Sur solo está debajo de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

fredi.figueroa@eleconomista.mx