La juventud y las derrotas marcaron la primera parte del interinato de Ricardo Ferretti al frente de la Selección Mexicana.

Fue el inicio del cambio generacional del equipo mexicano, con un plantel que mostró rebeldía, descaro, atrevimiento, pero que volvió a caer en duelo amistoso de la fecha FIFA, ahora 1-0 ante Estados Unidos.

Diego Lainez, Roberto Alvarado y Érick Aguirre fueron titulares por primera vez en su carrera con la playera verde. La juventud implica riesgos, como emprender una carrera en espacio reducido, encarar a dos defensas que son 10 centímetros más altos. Es arrastrar el balón contra la línea de gol, dejar en el suelo al defensa y dar un pase que por centímetros se convierte en una asistencia.

Ifat Levy, profesora en medicina y neurobiología por la Universidad de Yale, indica que los organismos jóvenes tienen que estar abiertos a lo desconocido, a fin de obtener información sobre su mundo. Es decir, ante un escenario donde las consecuencias son conocidas son reservados, pero cuando los resultados son inciertos son más atrevidos, buscan identificar el entorno y reaccionar para dar a conocer las consecuencias a las generaciones que vienen.

Eso fue Diego Lainez la noche del partido entre la Selección Mexicana y Estados Unidos. Un duelo marcado por la juventud de sus integrantes, el arrojo, el atrevimiento. Los mexicanos con un promedio de edad de 24.4 años de edad y los estadounidenses con un rango menor, de 23.6 años.

Era todo un mosaico de promesas, de jugadores que en cada regate derrochan rebeldía, aunque como dicta la voz de los adultos, también hubo imprecisiones, pases fallados y tiros desviados.

Fue por eso que aunque en el primer tiempo el partido registró 16 remates a gol, ocho por cada equipos, sólo 25% tuvo dirección a la portería, lo que significa que sólo tuvieron una cuarta parte en la efectividad de disparos.

Tyler Adams fue el autor del único gol del partido, ya cuando Ángel Zaldívar había sido expulsado y el ímpetu de la Selección se fue opacando con la rudeza de los futbolistas estadounidenses. Con un remate en el área de Hugo González, mientras los defensas mexicanos caían ante la imposibilidad de cortar el centro.

En el plantel más joven mexicano, con Ricardo Ferretti como entrenador interino y con una tendencia a no confiar en los jóvenes en su club, las derrotas son el inicio de un proceso que todavía luce incierto. Lo único que se mantuvo en los dos partidos fue la rebeldía, instinto natural e inherente a la edad de los seleccionados.

¿Será suficiente para repetir en próximas convocatorias?

Pasadena, la ciudad favorita del Tri

El Economista presenta una lista de las ciudades donde más partidos oficiales o amistosos ha realizado en Estados Unidos la Selección Mexicana en los últimos cuatro años. Además de las Copa Oro, partidos oficiales de Concacaf, la Femexfut tiene contrato con Soccer United Marketing (el brazo de comercialización de la MLS y de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos) para los encuentros de preparación en territorio estadounidense.