Damián Álvarez apareció a unos centímetros de la línea de banda, realizando sus últimos movimientos de calentamiento, a los dos minutos de haber iniciado el segundo tiempo. El veterano volante argentino lucía sonriente, pero concentrado, consciente de que con poco menos de un tiempo sobre el terreno de juego podría desequilibrar lo suficiente para llevar a su equipo a la final por el título, situación que se terminó dando en uno de tantos amagues en el extremo izquierdo. De la mano de la Chilindrina, Tigres se impuso 2-0 a Toluca y peleará por el campeonato ante Pumas.

El de ayer había sido un partido de un solo lado, con Tigres con la pelota en su poder, metiendo a los diablos a su propia área, sitio en el que en más de tres ocasiones Alfredo Talavera engrandeció su figura para mantener en la eliminatoria a los escarlatas. Dos mano a mano ganados a Andre-Pierre Gignac fueron sus acciones más brillantes, cuando en las gradas los aficionados del cuadro de Nuevo León ya saboreaban la anotación. Además, una pelota que sacó cerca de la línea Antonio Ríos, tras un cabezazo de Sóbis, habían puesto a temblar a José Cardozo.

Tras incontables intentos por ambas bandas, primero con Aquino y Jürgen Damm, y después con el relevo de Damián Álvarez por Damm, llegó la acción que puso al equipo dirigido por Ricardo Ferretti en la serie por el título.

Corría el minuto 68 cuando Damián desbordó por izquierda, hizo un amague hacia el centro y mandó una diagonal hasta el otro costado del área, sitio en donde apareció Javier Aquino, ganándole la espalda a Christian Pérez, para finalmente rematar con decisión a las redes, en una acción en la que los dos laterales de Toluca quedaron en el césped, uno (Óscar Rojas) tras ser dejado en el camino por Álvarez, y el otro (Pérez), al dejarse ganar la espalda por el autor del gol.

Luego de abrir el marcador, Tigres aprovechó los espacios que le dejó Toluca, y luego de que Gignac reventó el travesaño al 80, dos minutos después le mandó una pelota medida a Damián, figura de la noche, quien se tendió de palomita y marcó el segundo gol que terminó por enterrar cualquier posibilidad de los diablos, que una vez más se quedan en la etapa de semifinales bajo la dirección de José Saturnino Cardozo.

De la mano de Damián Álvarez, Tigres vuelve a una serie final un año después, luego de que en el Apertura 2014 perdiera el título ante América, situación que intentará evitar ante Pumas a partir del próximo jueves. La última palabra la tendrá el superlíder de la competencia.