Rim Jong Sim dio a Corea del Norte su tercera medalla dorada en el levantamiento de pesas durante estos Juegos Olímpicos, al proclamarse triunfadora el miércoles en la categoría de los 69 kilogramos, con un final emocionante.

Sim levantó un peso total de 261 kilogramos, pero estuvo amenazada hasta el final por la rumana Roxana Cocos, que hubiera podido trepar a lo más alto del podio si no fuera porque falló en su última alzada.

Cocos se quedó con la plata, y el bronce quedó en manos de la bielorrusa Maryna Shkermankova.

La rusa Oxana Slivenko, primera del escalafón en esta categoría, no participó en Londres 2012 debido a una lesión.