México es referente absoluto del futbol de clubes de Concacaf con 36 títulos de 57 posibles, es decir, el 63% de las Concachampions que se han jugado han terminado en las vitrinas de algún club mexicano.

Sin embargo, es un título que resulta más atractivo por la puerta deportiva que abre a nivel mundial que por el premio económico. De acuerdo con la propia Concacaf, el campeón recibe una cantidad de 500,000 dólares, mientras que el subcampeón se queda con 300,000 y los semifinalistas perdedores con 100,000 cada uno.

La bolsa total del torneo de Concacaf es de un millón de dólares. Aparte de los 500,000, el campeón se embolsa un millón completo al asegurar su pase al Mundial de Clubes, como ocurrió con Tigres en 2020, aunque los felinos se embolsaron cuatro millones más por ser finalistas.

El premio de medio millón de dólares para el campeón de Concachampions empezó desde la temporada 2016-17, con Pachuca; de ahí en adelante, los campeones han sido Chivas, Monterrey y los de la UANL, cada uno embolsándose dicha cantidad.

La Liga de Campeones de Concacaf ofrece el segundo premio más bajo entre las confederaciones del mundo, ya que con sus 500,000 dólares solo supera a Oceanía (OFC), que a partir de 2021 otorgará un premio de alrededor de 52,000 dólares (75,000 dólares neozelandeses) a su campeón.

Oceanía solo tiene 11 países miembros mientras que Concacaf tiene 41, de los cuales se eligen los participaciones para sus ligas de campeones.

Las otras confederaciones con mejores premios que Concacaf son África (CAF) con 2.5 millones de dólares, Asia (AFC) con cuatro millones, Sudamérica (Conmebol/Copa Libertadores) con 22.5 millones y Europa (UEFA/Champions League) con 157.8 millones, de acuerdo con reportes de Forbes y FC Business.

A pesar de ese desbalance a nivel mundial, el campeón de Concachampions recibe el doble del premio que un campeón de la Liga MX: según cifras de Goal, el campeón del futbol mexicano se embolsa alrededor de 206,000 dólares (4.2 millones de pesos).

La Liga MX ha ganado los últimos 15 torneos consecutivos de Concacaf y 17 de los últimos 20 a partir del año 2000. Solo en ese año ganó el Galaxy de Estados Unidos y en 2004 y 2005 ganaron los costarricenses Alajuelense y Saprissa, respectivamente.

En total, nueve países han sido campeones de la Liga de Campeones de Concacaf desde su instauración en 1962: México 36 veces, Costa Rica 6, El Salvador 3 y Surinam, Guatemala, Trinidad y Tobago, Honduras, Estados Unidos y Haití 2. Canadá, Cuba y Curazao tienen 2 subcampeonatos.

A partir de la edición 2018, los equipos mexicanos participan desde la ronda de eliminación directa, es decir, desde los octavos de final y no desde fase de grupos.

En la Concachampions 2021, que comienza este martes 6 de abril con los octavos de final de ida, los mexicanos tienen los siguientes cruces: América enfrentará al Olimpia, el máximo ganador de Honduras (32 títulos); Cruz Azul, al Arcahaie de Haití, equipo fundado apenas en 2017; León, al Toronto FC, subcampeón de Concacaf en 2018 (perdió ante Chivas); y Monterrey, al Atlético Pantoja, el segundo más ganador de República Dominicana (5 títulos).

Rayados y América participan en este torneo por ser campeón y subcampeón del Apertura 2019, el último torneo completo antes de la pandemia, mientras que Cruz Azul y León aseguraron su boleto por ser líder y sublíder del Clausura 2020, en el que solo se jugaron 10 jornadas debido al covid-19.

León y Pumas, campeón y subcampeón del Guardianes 2020, respectivamente, ya tienen su boleto asegurado para la Concachampions 2022, en espera de los finalistas del actual torneo, el Guardianes 2021.

fredi.figueroa@eleconomista.mx