A las pérdidas millonarias para los distintos torneos futbolísticos que involucran la cancelación de partidos por el Covid-19 se les agrega una nueva problemática: la organización del calendario del 2021 respecto a la nueva fecha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A pesar de que el Comité Olímpico Internacional (COI) no ha oficializado cuándo se disputará la justa, se prevé que sea en cuatro semanas entre julio y agosto del próximo año y evitaría las fechas de las tres federaciones más importantes de la FIFA: UEFA, Conmebol y Concacaf para sus torneos continentales, entre el 11 de junio y el 25 de julio.

En el caso de México, la lista de la Sub 23 para Preolímpico de Concacaf, de los 20 elegidos, 10 ya fueron convocados para la selección mayor y tiene oportunidad de estar en planes para la próxima Copa Oro y sin tomar en cuenta los tres refuerzos mayores a la edad establecida. Esto implicaría cambios en la manera de gestionar los jugadores entre Olímpicos y selección mayor.

Una opción es priorizar Olímpicos; sin embargo, es un tema a arreglar con Gerardo Martino, quien para el 2020 tenía contemplado brindar apoyo total al Tri olímpico, aunque a partir del próximo año su idea era comenzar a estructurar el equipo con el que competirá de cara al Mundial de Qatar 2022.

Si el COI decide que los Juegos Olímpicos no se disputen en verano, las probabilidades de empalmarse con el calendario futbolístico son mayores, ya que las ligas comienzan en agosto y terminan en mayo.

Aunque los clubes no están obligados a prestar a sus jugadores para los Olímpicos porque no forman parte de la FIFA, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, expresó su apoyo al COI.

“La FIFA cree que la salud de las personas implicadas en las actividades deportivas deben ser siempre prioridad. Por ello celebramos la decisión del COI. De nuestra parte trabajaremos con las instancias correspondientes para abordar todos los retos ligados a esta reprogramación”, expresó Infantino.

FIFA piensa en recortes salariales

La crisis por la pandemia del nuevo coronavirus podría acarrear profundos cambios en el mundo del futbol, advirtió Gianni Infantino en una entrevista publicada el lunes por el diario deportivo italiano La Gazzetta Dello Sport.

“Necesitamos una evaluación del impacto económico global” provocada por la pandemia del coronavirus, señaló el patrón de la FIFA. “Estimemos los daños, miremos cómo podemos cubrirlo, hagamos sacrificios y volvamos a arrancar”, añadió.

En ese contexto, los dirigentes de la FIFA se reunieron el miércoles en teleconferencia para diseñar un plan de reformas que dé aire al deporte para salir de esta crisis en la mejor forma posible. La medida principal, que se espera entre en vigor esta semana, es la petición de que los futbolistas se rebajen el sueldo. Según el diario deportivo Marca, no sería un recorte lineal, pues afectaría a las retribuciones más elevadas.

[email protected]