Barranquilla. Caterine Ibargüen y Oscar Figueroa son dos ejemplos de los más de 7.2 millones de personas desplazadas por la violencia en Colombia, según los datos del Observatorio de Desplazamiento Interno y el Consejo Noruego para Refugiados.

Ambos son referentes de una nación que ha impulsado el deporte y que a través de éste ha buscado unir a la población.

Los primeros esfuerzos se empezaron a realizar en la década de los años 90, al optar por la planificación, capacitación de entrenadores, brindar recursos para los atletas y mejorar la infraestructura deportiva.

Para el 2009, Instituto Colombiano del Deporte presentó el Plan Decenal, en donde se indica la forma en la que se trabajaría, lo cual contempla ocho programas y 32 objetivos y una de esas metas que se indican en el documento es contribuir en “el desarrollo humano, la convivencia y la paz en Colombia garantizando el derecho al deporte”.

En relación con la obtención de recursos, se especificó que a nivel nacional sería con impuesto a la telefonía, más recursos del presupuesto nacional, estímulos y regalías; a nivel departamental, impuesto a los cigarrillos, IVA de licores más la gestión recursos; a nivel municipal, también incluye el impuesto a telefonía y gestión de recursos.

“Los resultados que ha obtenido Colombia en los últimos ciclos olímpicos son un trabajo de largo plazo y considero que se remonta a 1993 cuando se comenzó a apoyar a los deportistas, cuando los deportistas accedían a un apoyo económico que les permitía dedicarse a su entrenamiento, competencias y muchos de ellos no tenían que trabajar, lo cual impulsó la profesionalización del deporte, es decir, los atletas se dedicaban sólo al deporte. Además de que se empezó a competir en eventos internacionales y se realizó trabajo progresivo que ha permitido desarrollo y tener resultados importantes”, comentó Leonardo González García, entrenador del selectivo masculino de gimnasia de Colombia.

En el deporte amateur incrementó la obtención de medallas. Por ejemplo, de la edición de los Juegos Olímpicos del 1996 no obtuvieron ninguna presea, pero para Río de Janeiro 2016 concluyeron con ocho, de las cuales tres fueron de oro y ocuparon el sitio 23 del medallero.

En los Juegos Panamericanos, concluyen entre los primeros 10 lugares del medallero en las últimas cuatro ediciones y en el 2015 se ubicaron en la quinta posición. Mientras que en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en las últimas participaciones, del 2002 al 2014, fueron la tercera mejor delegación. Su objetivo para Barranquilla 2018 es concluir en el primer lugar.

Otra parte de la labor está en reforzar el trabajo que se ha hecho en cierta zonas, en el caso de la gimnasia los mejores procesos deportivos se han realizado en los departamentos de Antioquia y Santander.

•••

¿Cuándo son las competencias de atletismo? Cuestiona una adolescente al grupo de amigos que la acompaña. La razón es mirar competir a Caterine Ibargüen, quien fue medallista en los Juegos Olímpicos del 2012 (plata) y 2016 (oro), en triple salto, además ocupando el primer puesto del podio en los mundiales de Atletismo del 2013 y el 2015.

“Los resultados de los deportistas generan sentido de pertenencia, generan patriotismo, salta a la vista que generan orgullo para el país, sus habitantes y para los mismos deportistas. Sin duda, el deporte une a un pueblo, lo resultados de nuestros deportistas en ciclismo, en patinaje, en gimnasia, futbol son un orgullo nacional y esto permite que otros deportistas quieran surgir y cada vez nos sentimos más orgullosos de los deportistas que nos representan y de los procesos que se han hecho”, añadió Leonardo González.

Además de Caterine Ibargüen, también son referentes para los colombianos Mariana Pajón (ciclista de BMX), Nairo Quintana (ciclista), Óscar Figueroa (levantamiento de pesas), Jossimar Calvo (gimnasia), los jugadores de la selección de futbol colombiana, Edgar Rentería (beisbol) y Juan Pablo Montoya (automovilismo), entre otros.

“Nosotros hemos estado en guerra durante muchísimos años y somos por supuesto un pueblo algo agresivo (...) Cada que nuestros deportistas ganan medallas, entonces el país está en torno a ellos, ahí somos nación”, dijo el periodista Paché Andrade, en el documental Colombia-Deporte en paz.

Al respecto de lo que genera el resultado de un deportista, el gimnasta Didier Lugo expresó que “es algo muy emocionante, es una alegría inmensa poder unificar a un país y sentimos ese orgullo de ser colombianos”.

Para los niños los referentes están en los jugadores de futbol como James Rodríguez o Radamel Falcao. Cabe señalar que el futbolista que porta el número 10 del selectivo de futbol colombiano es la figura que más aparece en los espectaculares, al menos así sucede en Barranquilla, ya sea como imagen de una empresa de telecomunicaciones o de una firma cervecera.

José Nieves, de 11 años, indicó que la selección es el mayor orgullo que tienen, asimismo admira a Nairo Quintana y Mariana Pajón, “porque han llevado el nombre de Colombia muy alto”.

Al menos en Barranquilla, sus habitantes muestran su orgullo al portar la playera de la selección de futbol, el pasado 20 de julio que se celebró la Independencia de Colombia eran muy pocos los que no portaban su playera amarilla, que en cuello tiene inscrita la frase: “unidos por un país”.

El pasado 3 de abril, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó: “El deporte nos debería enseñar a los colombianos a unirnos, a dejar los odios, a dejar los rencores de lado y seguir adelante”.

[email protected]