El chino Lin Qingfeng, de 23 años, se proclamó este martes campeón olímpico de halterofilia en la categoría de -69 kg, al levantar un total de 344 kg en Londres-2012.

El campeón del mundo junior en 2009 superó al indonesio Triyatno, plata con 333 kg, y al rumano Razvan Martin, bronce con 332 kg.

Lin era el gran favorito de la competición tras haber conseguido un total de 345 kg en los campeonatos nacionales este año.

Dominó la prueba ya desde el comienzo en la modalidad de arrancada levantando 157 kg en su tercer intento, es decir, cinco más que Martin. Después siguió igual de fuerte en dos tiempos con 187 kg, intentando incluso un asalto al récord del mundo (197 kg) una vez que tenía el oro asegurado, aunque sin suerte.

Tryatno, bronce en Pekín-2008, se hizo con la plata ante las mismas barbas de Martin en su último intento en dos tiempos, con 188 kg, mientras que el rumano, no pudo levantar más de 180 kg.

Martin, campeón del mundo junior en 2010, confirmó las esperanzas que hay puestas en él de cara al futuro.

En cambio, los franceses decepcionaron. Vencelas Dabaya, plata en Pekín, y Bernardin Kingue Matam, bronce en los últimos campeonatos de Europa, fracasaron en sus tres intentos en arrancada.