Tanto Sergio Pérez como Red Bull capitalizan su arribo al equipo desde antes de dar inicio a la temporada de F1. La conversación y expectativa en torno al cierre del mexicano en 2020, aunado a la oportunidad de participar con uno de los dos mejores autos del último campeonato, lo han puesto en un lugar de privilegio comercial bajo los reflectores de medios y consumidores. Para continuar con ellos, habrá que mostrar resultados.

“(El fichaje) Se ha sabido explotar, no sólo por parte de él, también de Red Bull; si uno revisa sus redes sociales internacionales, Checo tiene un split versus (Max) Verstappen, de casi 65% contra 35. Red Bull está poniendo mucho foco en Checo y esto ayuda a que el piloto pueda capitalizar su patrocinio de escudería, sus patrocinios globales y locales”, opinó Rodrigo Mort, especialista en marketing deportivo y MBA en sports management por la Universidad Europea-Real Madrid Club de Futbol.

El experto también puntualizó que la única manera en la que el piloto mexicano podría seguir fortaleciendo, en el mediano y largo plazo, este tipo de asociaciones y que incluso nuevas marcas se acerquen, “son los resultados deportivos, sí o sí”.

Lo primero que se espera de Checo es que se acerque a los tiempos de Verstappen, su nuevo compañero y quien ha sido la figura más destacada de la escudería en los últimos tres años, según analizó Marco Tolama, comentarista de automovilismo y director de Auto y Pista.

El neerlandés consiguió el mejor crono en pretemporada al marcar 1.28.960 en el último día de ensayos, siendo el único en bajar la barrera del minuto 29, mientras que Checo fue octavo general. El mismo día, Pérez se quedó con el mejor tiempo de las pruebas matutinas con un tiempo de 1:30.187, antes de usar los compuestos más suaves (C4 y C5).

Lograr los mejores puestos de la competencia se traduciría en mayor visualización y tiempo de exposición a nivel de televisión y digital para sus patrocinadores. En febrero, INTERProtección, marca de seguros, se convirtió en el primer patrocinador mexicano de Red Bull y continuó América Móvil, compañía matriz de Telcel, Infinitum y Claro.

Aunque Checo no cuenta con el perfil que Red Bull ha impulsado dentro de sus filas, pilotos egresados de sus academias y menores de 30 años, al interior del equipo es percibido como un hombre que aportará experiencia (avalada por sus 10 temporadas en la máxima categoría), de una personalidad relajada y que sabe lo que quiere, como lo describió Christian Horner, el jefe de la escudería.

Son características que Checo ha tratado de reflejar en su marca personal, hoy en día, una de las dos mejores del deporte mexicano, analizó Mort.

Si Checo no cumpliera con las expectativas, ¿afectaría a su marca personal?

“Hay que entender que un piloto tiene dos partes: su imagen profesional, que son los resultados que da a nivel de competencia y el posicionamiento como atleta dentro de una categoría que es muy peleada, y la imagen personal. Me parece que la imagen personal de Checo, le vaya cómo le vaya, mientras siga siendo el tipo de persona que es, no se va a ver afectada porque entenderemos que da su mayor esfuerzo, que es un profesional, que está donde tiene que estar y que ya tiene un cierto nombre construido.

Su imagen profesional podría no desarrollarse o no llegar al nivel que adquiere si los resultados deportivos no se dan y, evidentemente, la imagen profesional va ligada a los acuerdos comerciales de patrocinio que tiene. Ejemplificando con Kavak, hoy está con Checo porque hay dos conexiones muy lógicas: primero, es una marca mexicana, y segundo, su objeto de negocio es la venta de autos usados y (Checo) está en la categoría reina de los autos de competencia”.

El mexicano es el único representante de la región entre los 20 pilotos de la máxima categoría del automovilismo, y si bien Red Bull y Alpha Tauri, su equipo filial, son las únicas marcas de la F1 cuyo objetivo no es desarrollar productos del ámbito automotriz, pues están dedicadas al consumo masivo, también cuentan con una excelente estrategia de marketing.

¿Qué esperar de Red Bull en 2021?

Marco Tolama señaló que, debido a la proyección que alcanzó Checo el año pasado al ganar el Gran Premio de Bahréin y el haber quedado cuarto en el campeonato de pilotos con un auto modesto, al momento, Red Bull tiene una de las parejas más fuertes que hay en la máxima categoría y tal vez la que más forzará la competencia sobre el dominio que ha ejercido Mercedes en los últimos siete años.

Mercedes, además, está en una situación de vulnerabilidad al retrasarse el cambio de reglamento que hará que los equipos utilicen un auto muy similar al del año pasado, generando un emparejamiento de fuerzas.

Respecto a la competencia con Max Verstappen, opinó que el mexicano “tiene toda la confianza del equipo, lo están apoyando muy fuerte, viene con todas las ganas, pero más importante, viene con un bagaje de experiencia que, aunada a su talento, si se trabaja bien, si él encuentra el cobijo y el apoyo que necesita al interior del equipo, podría haber una batalla muy interesante”.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx