Casi 500 muestras de los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín en el 2006 han sido analizadas de nuevo con mejores técnicas para tratar de detectar a atletas dopados que hayan escapado detección hace una década, informó el Comité Olímpico Internacional (COI).

El COI no reveló si los nuevos exámenes habían arrojado caso de dopaje, limitándose a decir que anunciará sus conclusiones al tiempo debido .

El COI almacena las muestras olímpicas para poder reanalizarlas años más tarde cuando mejores métodos de detección están disponibles. Cualquier resultado positivo puede llevar descalificaciones retroactivas y pérdidas de medallas.

El estatuto de limitaciones original fue extendido recientemente a 10 años bajo el Código Mundial Antidoping. El mes próximo se cumplen 10 años de los Juegos de Turín.

El COI refirió que reanalizó 489 muestras de Turín de un total de 1,219 en el laboratorio acreditado de la Agencia Mundial Antidoping en Lausana, Suiza. El programa de reanálisis incluyó la aplicación de métodos nuevos y mejorados de detección desde el 2006 , indicó el COI.

No estaba claro exactamente cuándo se realizaron los nuevos exámenes ni si incluyeron reanálisis previos.

Cuando el plazo original de ocho años estaba a punto de expirar en el 2014, el CPI anunció en el 2013 que examinaría de nuevo unas 350 muestras de los juegos de Turín sobre la base de información sobre ?atletas y competencias considerados más en riesgo de dopaje. El COI afirmó que usaría un análisis mejorado que podía detectar uso de esteroides meses atrás, en lugar de días.

Los resultados de esos análisis fueron mantenidos confidenciales por razones legales. Se piensa que al menos un caso positivo es revisado.

AMA publicará el 14 de enero segunda parte de informe

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) publicará el jueves 14 de enero la segunda parte de su informe sobre el dopaje en el atletismo, de acuerdo con un comunicado.

La comisión presentará sus conclusiones sobre los resultados de los tests sanguíneos procedentes de una base de datos de la IAAF que fueron objeto de una filtración y de maniobras que podrían ser contrarias al código , escribió la instancia.