El presidente de la FIFA, Sepp Blatter, pidió disculpas el martes por los errores arbitrales que han plagado el Mundial de futbol Sudáfrica 2010, y volvió a prometer estudiar la introducción de tecnología en la línea del arco.

"Es obvio que después de las experiencias vividas hasta ahora en este Mundial sería una estupidez no reabrir la cuestión de la tecnología en la línea de gol", dijo Blatter, en un encuentro con una serie de medios escogidos.

"Lamento cuando se observan los evidentes errores arbitrales. No ha sido un juego 'cinco estrellas' para los arbitros. He expresado mis disculpas", agregó el presidente del organismo que rige al fútbol mundial.

La cuestión saltó a la palestra esta semana después de que dos importantes decisiones arbitrales en partidos del Mundial resultaron ser incorrectas tras verse inmediatamente la repetición de las imágenes, incluso en los mismos estadios donde se disputaban los cotejos.

La primera de ellas fue un disparo del mediocampista inglés Frank Lampard que entró en la portería alemana tras dar en el travesaño y salir de nuevo, un tanto que le hubiera supuesto a Inglaterra un crucial empate con Alemania antes del descanso del partido de octavos de final.

Alemania, claramente confundida en ese momento, terminó ganando el partido por 4-1.

En el último partido del día, México había estado jugando mejor que Argentina cuando Carlos Tevez abrió el marcador desde un clara posición de fuera de juego, poniendo al equipo de Diego Maradona en la senda del triunfo por 3-1.

"Me he disculpado con las dos delegaciones", destacó Blatter.

El presidente de la FIFA añadió que la posible introducción del vídeo en el arbitraje en el fútbol será abordado en una próxima reunión del organismo, en julio en Cardiff.

"Es obvio que después de esto no tendría sentido no reabrir el caso del uso de la tecnología en la reunión del 21 y 22 de julio en Cardiff", señaló el máximo responsable de la FIFA.