FC Barcelona continúa con su buen paso esta temporada y este martes derrotó 2-0 a Benfica en su segundo partido de la Champions League, en el cual Carles Puyol salió lesionado y será baja definitiva para el clásico español.

Una minoría en el Estadio da Luz celebró los goles del chileno Alexis Sánchez, que rompió el cero a los seis minutos, y de Cesc Fábregas, que sentenció al 55.

La mala noticia para los culés es que no tendrán a su capitán, Carles Puyol, en el clásico del próximo domingo contra Real Madrid, luego que se fracturara el brazo izquierdo en una caída al minuto 76.

Como ya es costumbre, los blaugranas no tardaron en adueñarse de la pelota y con gran efectividad, rápidamente tomaron la ventaja con gol de Alexis Sánchez, el chileno se lanzó a un centro del argentino Lionel Messi para el 1-0.

Con la posesión del esférico, los visitantes generaron más llegadas, aunque Benfica también probó en un par de ocasiones al portero Víctor Valdés, quien dio tranquilidad a los suyos.

Para el complemento, el club catalán volvió a sorprender, Messi volvió a ser el orquestador y en esta ocasión habilitó a Fábregas, quien no falló desde el corazón del área para poner el 2-0 al minuto 55.

Con sus toques precisos y gran movilidad, el Barsa siguió dominando el partido ante los pocos destellos del cuadro luso, que no ha podido ganar en este torneo. En la recta final, al 88, Sergio Busquets fue expulsado con roja directa sin generar cambios en el juego.

En el otro encuentro de este grupo, el G, Celtic de Glasgow derrotó 3-2 a Spartak de Moscú en el Luzhniki Stadium con tantos de Gary Hooper (12), un autogol de Dmitriy Kombarov (71) y el griego Georgios Samaras (90). Por el cuadro moscovita descontó el nigeriano Emmanuel Emenike (41 y 48).

De esta manera, el Barsa sigue liderando el sector G con seis puntos, escoltado por Celtic, que llegó a cuatro unidades. En el tercer sitio se ubica Benfica (1) y último del grupo es el Spartak con cero puntos.

EISS