El Barcelona pasó a semifinales de la Liga de Campeones al derrotar 3-1 al Milan en el Camp Nou, en el partido de vuelta de cuartos de final, después de haber empatado 0-0 en San Siro en la ida. Dos goles de Lionel Messi (ambos de penal) y uno de Andrés Iniesta sentenciaron la eliminatoria.

El Barcelona se medirá en semifinales al Chelsea o Benfica, que juegan el miércoles su partido de vuelta de cuartos de final y en el que el equipo inglés parte con ventaja tras haberse impuesto en la ida como visitante en Lisboa por 1-0.

Messi, antes de sus dos tantos (11, 41), no parecía tener su día ya que falló dos ocasiones de gol en los primeros seis minutos.

De hecho en la jugada del primer penal, se plantó solo ante el portero Christian Abbiati, pero en lugar de disparar, hizo un pase a Xavi Hernández, que no pudo rematar, aunque el Barcelona recuperó balón y Luca Antonini se barrió tarde sobre el argentino, quien transformó la primera anotación al minuto 11.

A pesar de que el dominio del Barcelona era abrumador, el Milan, por medio de Antonio Nocerino, logró empatar en el minuto 32, tras recibir un pase al hueco del sueco Zlatan Ibrahimovic y batir a Víctor Valdés con un disparo raso y cruzado.

Pero el Barcelona se repuso a ese contratiempo con otro penal por un agarrón de Alessandro Nesta a Sergio Busquets antes del lanzamiento de un tiro de esquina que el árbitro holandés Bjorn Kuipers señaló sin dudar, ante las protestas de los italianos. Messi se encargó de nuevo de lanzarlo (41).

Al inicio del segundo tiempo, en el minuto 53, llegó el gol de la tranquilidad para el Barcelona, marcado por Iniesta. A partir de ese momento los blaugrana ya pensaban en las semifinales de la Champions League.

EISS