Son dos buenos gallos de Aguascalientes, matadores hidrocálidos punteros del escalafón nacional que no se dejan ganar las palmas con base en su pundonor y quienes están anunciados en mano a mano para la decimotercera corrida de la Temporada Grande en la Plaza México ante ejemplares de Lebrija.

Arturo Macías y Joselito Adame alternarán con el rejoneador extremeño Leonardo Hernández este domingo, quien lidiará a caballo toros de Fernando de la Mora, en el inicio de la segunda parte del serial mayor de nuestro país.

Macías inició el año a tambor batiente, triunfó el día primero en Durango y el 4 en Yuriria, saliendo a hombros de ambas plazas y comentó con El Economista que está muy motivado por estar anunciado en el inmueble de la colonia Nochebuena.

Es una responsabilidad muy bonita, pues en la México se vive el toreo de una manera muy intensa, sonará fuerte la pelea de gallos tanto en los tendidos como en el ruedo y nos daremos un buen agarrón para que la gente disfrute y salga toreando de la plaza , aseguró.

Arturo terminó el 2012 con 40 corridas en las que cortó 60 orejas, cinco rabos y un indulto, su balance en La Monumental de Insurgentes es hasta la fecha de 10 corridas en las que ha cortado 17 orejas y un rabo, amén de las siete salidas a hombros de forma consecutiva.

Mi historia en La México ha sido muy bonita, la intención es que vaya en ascenso para poder seguir sintiendo ese olé, ese rugido que sólo tiene esta plaza, y por eso llevo la mirada fija y la meta de alcanzar la puerta grande , meditó.

Sobre poner banderillas, Macías bromeó: Lo intenté alguna vez y casi me lastimo las rodillas, otra ocasión dejé el par excelentemente bien igualado en la arena, entonces, viendo mis antecedentes, yo creo que no, porque lo más igualado que las podría dejar sería en la espalda de Joselito y no quiero provocar una tragedia .

Al fin de la charla, el hidrocálido comentó que aprovechaba para agradecer a todo el público el apoyo que siempre le ha brindado, que haría lo posible para mantener ese romance tan bonito que tiene con ellos y que de eso se encargaría.

Por su parte, el centauro extremeño, Leonardo Hernández, llega precedido de triunfos importantes del otro lado del Atlántico, mismos que recientemente pudo refrendar en Motul, donde cortó cuatro orejas y un rabo, luego de un discreto debut en nuestro país en la plaza Vicente Segura de Pachuca.